Las baterías son el eterno talón de Aquíles de los dispositivos electrónicos actuales, pero ¿Y si prescindiéramos de ellas?. Ingenieros de la Universidad de Washington acaban de presentar una tecnología que lo va a cambiar todo, porque permite desarrollar dispositivos inalámbricos que se comunican a kilómetros sin usar baterías.

La tecnología se llama Ambient Backscatter y consiste en un sistema que utiliza las redes existentes en un área para enviar y recibir datos. El equipo de investigadores ha desarrollado unos pequeños dispositivos con forma de tarjeta de crédito para demostrar como funciona.

Lo que hacen estos dispositivos es, en primer lugar, absorber parte de las ondas de radio que encuentran en el aire para dotarse de una mínima cantidad de energía. Este sistema de alimentación no afecta a las redes y funciona con cualquier onda de radio, desde señales de televisión, o radio a redes WiFi. Para comunicarse, los dispositivos reflejan selectivamente las ondas electromagnéticas para enviar pequeños fragmentos de información. Es casi como un código Morse pero con ceros y unos.

Advertisement

Ambient Backscatter ha demostrado ser efectiva en un rango de 10 kilómetros alrededor de una torre repetidora de señales de televisión. La tecnología puede ser utilizada en conjunción con un ejército de sensores que nos informen de diferentes cosas sin utilizar baterías. Sus creadores ponen el ejemplo de un sofá que nos avise si detecta que hemos dejado olvidado un objeto en él, o sensores capaces de medir la integridad de una estructura de hormigón.

El equipo responsable del estudio asegura que estos chips pueden servir incluso para que podamos seguir enviando mensajes de texto en un móvil sin batería. Lo único necesario es que haya señales del espectro radioeléctrico en donde estemos, algo nada complicado en los tiempos que corren. Los creadores de esta tecnología ya trabajan en mejorar su alcance y posibilidades. Os dejamos con un vídeo sobre su funcionamiento. [Universidad de Washington vía Phys]