Twitter ya está integrado en muchas de las aplicaciones que utilizamos diariamente, pero los creadores de la red social quieren más. Hoy han dado el primer paso de un ambicioso plan llamado Fabric con el que buscan convertirse en una plataforma de aplicaciones no muy diferente de Facebook.

Fabric es una plataforma de desarrollo de software pensada para crear aplicaciones móviles. No se trata de un sistema operativo como tal, sino un conjunto de herramientas integradas con Twitter. Entre esas herramientas destaca un sistema de detección de errores en el código, actualizaciones automáticas del SDK, y una plataforma propia para meter publicidad en las aplicaciones creadas con Fabric.

El sistema está, por supuesto, muy unido a Twitter, e incluye herramientas para registrarse con cuentas en la red social, componer nuevos tuits, o adoptar el formato nativo de la red social. La idea de Fabric es hacer más sencillo a los desarrolladores el crear aplicaciones, independiente de a qué sistema operativo vayan orientadas. El SDK ya está libre, y viene acompañado de Twitter Digits, un nuevo servicio que permite a los desarrolladores ofrecer el número de teléfono del usuario como sistema de registro en las aplicaciones creadas dentro de la plataforma.

Aún es pronto para saber cómo afectará Fabric al Twitter que conocemos. Probablemente no lo cambie mucho, pero la creación de un ecosistema propio de aplicaciones es buena prueba de que las ambiciones de Twitter apuntan tan alto, por lo menos, como las de Facebook. Los desarrolladores que quieran probar Fabric pueden registrarse aquí desde hoy. [vía Twitter]

Advertisement

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)