Foto: Getty.

No es ningún secreto que Facebook tiene un problema con las notificas falsas. Muchos críticos han acusado a la red social de permitir la publicación de historias y noticias falsas, y algunos incluso sugieren que esto ayudó a la elección de Donald Trump como presidente, gracias a que algunos medios a su favor propagaron información falsa.

Advertisement

Mark Zuckerberg ha hablado acerca de estos temas en dos ocasiones después del día de las elecciones, incluyendo un comunicado redactado con mucha cautela que dice: “De todo el contenido en Facebook más del 99% de lo que ven los usuarios es real. Solo una cantidad mínima se trata de noticias falsas, y el contenido falso publicado no siempre se trata de política”.

Aún así es poco común entrar a Facebook y no encontrarte con algún titular falso de tipo “El agente del FBI relacionado al caso de los correos de Hillary fue encontrado muerto en su apartamento” o “El Papa Francisco sorprende al mundo al apoyar a Donald Trump para su presidencia”, publicados por sitios de noticias nada conocidos como Denver Guardian o Ending the Fed.

Advertisement

Gizmodo se ha enterado de que la compañía está realmente preocupada sobre este problema, y han estado llevando a cabo debates internos desde el pasado mes de mayo sobre cómo la red social debería afrontar su papel de ser el distribuidor de noticias más grande en los Estados Unidos. Este debate incluye dudas como si la red social tiene el deber de prevenir que información falsa de propague al 44% de estadounidenses que obtienen sus noticias desde Facebook.

Según dos fuentes con conocimiento directo de las tomas de decisiones de la compañía, los ejecutivos de Facebook llevaron a cabo un análisis muy detallado de sus productos y políticas a inicios de este año, con la finalidad de eliminar cualquier incoherencia y parcialidad política. Una de las fuentes dijo que los ejecutivos de rango más alto fueron informados acerca de una actualización importante para el Feed de Noticias que se dedicaría a identificar las historias falsas, pero a su vez como consecuencia de esto los sitios de noticias centrados en la derecha política se veían afectados y sus publicaciones no aparecían en los feeds de la mayoría de usuarios. Según esta fuente, la actualización fue archivada y nunca llegó al público, aunque no está claro si la actualización tenía alguna otra deficiencia que hizo que la descartaran.

“Sí, ellos tienen las herramientas para eliminar las noticias falsas”, nos dijo la fuente, quien solicitó mantenerse en anonimato para evitar repercusiones por parte de la compañía. “Tenían mucho miedo de hacer molestar a los conservativos con esta actualización, y muchas decisiones de producto se ven afectadas por esto”.

Advertisement

Sponsored

En un comunicado mediante correo electrónico Facebook no respondió las preguntas directas de Gizmodo sobre si la compañía había desarrollado una actualización para el Feed de Noticias que era capaz de identificar las noticias falsas, ni tampoco de si esta actualización afectaba de forma desproporcionada a los medios de noticias centrados en la política más conservadora. En cambio, lo que dijo Facebook fue que “no han desarrollado ni descartado ninguna actualización al Feed de Noticias basándose en el impacto que podría tener en un partido político”. Este es el comunicado completo:

Nosotros no desarrollamos ni descartamos actualizaciones a nuestro Feed de Noticias basándonos en el impacto que puede tener sobre un partido político. Siempre trabajamos para hacer a nuestro Feed más significativo e informativo, y eso incluye el examinar la calidad y veracidad de lo que se comparte, incluyendo el spam y las noticias falsas. Mark dijo: “estoy propuesto a hacer todo lo posible para que nuestro equipo se aseguro de mantener la integridad de nuestros productos”, y eso incluye el estar continuamente revisando nuestras actualizaciones para asegurarnos de que no existe parcialidad.

Un reportaje del New York Times publicado el sábado citó conversaciones entre los empleados de Facebook y aseguró que: “Lo que ocurrió con Trending Topics detuvo la voluntad de Facebook de hacer cambios significativos en sus productos que podrían comprometer su percepción de objetividad”. Nuestras fuentes repitieron lo mismo, uno de ellos confirmando que “en Facebook hay una cultura de miedo” después de los acontecimientos de Trending Topics.

Advertisement

Las fuentes se refieren a una polémica que estalló en mayo, cuando Gizmodopublicó un artículo en el que antiguos empleados de Facebook reconocían que las noticias importantes eran seleccionadas según el criterio editorial de un equipo de personas, no por un algoritmo en función de su popularidad, como aseguraba la compañía. Uno de estos ex-editores explicaba como él y sus compañeros eliminaban noticias de corte conservador como parte de su rutina diaria.

Facebook negó las acusaciones y poco después despidió a todo el equipo editorial. La decisión vino seguida de varios errores de bulto en los que se dieron por buenas noticias falsas. Una de esas noticias aseguraba que Fox News había despedido a Megyn Kelly por ser un liberal encubierto que en realidad quería que ganara Hillary Clinton.

Después de que se publicara la historia de Gizmodo, Facebook luchó vehementemente contra la idea de que su red fuera hostil a noticias de corte conservador. En mayo, Mark Zuckerberg invitó a un grupo de personalidades de alto nivel y orientación conservadora al campus de Facebook. Zuckerberg dijo entonces que planeaba invitar a líderes conservadores y a personas de todas las ideas políticas para que pudieran expresar sus puntos de vista. Joel Kaplan, vicepresidente de relaciones institucionales a nivel global enfatizó en un post que la red social era un lugar para todas las voces, incluidas las conservadoras.

Advertisement

“Ha habido muchos cambios” explica la fuente a Gizmodo “y creo que es la primera vez que la compañía siente que su papel en los medios ha cambiado”.

Mientras Facebook hace balance de daños, la compañía continua haciendo cambios en su sección de noticias, que tiene en cuenta miles de factores para tratar de determinar qué noticias son las que los lectores prefieren. En junio, Facebook realizó varias actualizaciones que priorizaban a amigos y familia y trataban de frenar el spam. Sin embargo, según una fuente, un tercer parche que luchaba contra noticias falsas nunca vio la luz.

Advertisement

No es la primera vez que Facebook señala su problema con las noticias falsas. En un parche de enero de 2015, la compañía prometió mostrar menos historias de ese tipo mediante una herramienta que permitía reportar esos fakes. En concreto decían:

La fuerza de la comunidad depende de que haya una auténtica comunicación. Nuestro feedback es que las noticias auténticas son siempre las que más suenan. Por esa razón trabajamos duro para entender qué tipo de historias y publicaciones son las que la gente considera genuinas y así poder mostrárselas. Igualmente, trabajamos en entender qué tipo de noticias son las que la gente considera tendenciosas, sensacionalistas o basura para asegurarnos que la gente las lee menos.

Los esfuerzos de Facebook han tenido resultados dispares. A comienzos de este año Buzzfeed News estudió miles de falsas noticias publicadas en Facebook y encontró que, aunque la penetración de esas noticias se había reducido considerablemente de enero a diciembre de 2015, su alcance se había disparado en 2016, precisamente antes del comienzo de la campaña presidencial. Un responsable de Facebook explicó a Buzzfeed que en la compañía habían notado un descenso en este tipo de noticias, pero rehusó dar datos concretos.

Advertisement

Otra investigación de Buzzfeed en otoño descubrió que un grupo de personas de Macedonia controlaban grandes redes de páginas populares en Facebook con noticias conservadoras falsas destinadas a simpatizantes de Trump en páginas como TrumpVision365.com, USConservativeToday.com, o USADailyPolitics.com.

“No podemos leerlo todo ni revisarlo todo” decía en agosto Adam Mosseri, jefe editorial de Facebook en una entrevista a TechCrunch, “así que lo que hemos hecho es dar la oportunidad a los usuarios a que marque cosas como falsas. Creemos firmemente en la comunidad como editora de contenidos”.

En un post publicado tras las elecciones, el ex-diseñador de producto de Facebook, Bobby Goodlatte, culpaba a la red social de catapultar la visibilidad de medios muy politizados y poco basados en datos, y de no tomar suficientes medidas para combatir la difusión de noticias falsas durante la campaña. “Cultivar una tendencia hacia la verdad no debería ser un objetivo imposible para un canal de noticias”. A día de hoy está claro que la democracia sufre del mismo tipo de basura insensibilizadora que las secciones de noticias de Facebook.

Advertisement

Reportaje en colaboración con Kevin Roose.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.