Foto: Paul Fleet / Shutterstock

En 2015, la NASA publicó un informe explicando que la posibilidad de que un meteorito realmente peligroso impacte contra la Tierra es de menos de un 0,001% en los próximos 100 años. Es una posibilidad ínfima, pero en Washington han decidido no dejar nada al azar y tienen un plan.

Los autores del documento son los expertos de Damien IWG (Grupo de Trabajo Interagencias para la Detección y Mitigación del Impacto de un Objeto Cercano a la Tierra por sus siglas en inglés). Se trata de un equipo fundado en enero de 2016 dentro del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Este documento es el resultado de meses de trabajo y establece las directrices para poner en marcha un plan de contingencia contra meteoritos a nivel mundial.

Suena hasta un poco ridículo, pero en realidad es un trabajo muy necesario que hay que hacer tarde o temprano. El documento no es todavía un plan práctico de cómo evacuar ciudades o desviar meteoritos con misiles nucleares. Más bien es una lista de tareas. Lo que hace es identificar qué es lo que hay que hacer para vertebrar un plan de defensa y de control de daños en caso de que la defensa falle. Detalla con qué agencias hay que contar, qué campos de la ciencia necesitan más financiación y desarrollo, a qué puertas internacionales hay que llamar para empezar a coordinar esfuerzos...

Advertisement

Advertisement

Con la ineptitud que muestran algunos gobernantes y la corrupción que exhiben otros, es difícil ver el plan con optimismo, pero por algún lado hay que empezar. Si tenéis interés, el documento completo está aquí. [Casa Blanca vía Sputnik News]