Según un borrador al que ha tenido acceso eldiario.es, la Comisión Europea planea aumentar en un 20% el máximo de emisiones de dióxido de nitrógeno que se permite a los coches de gasóleo. Además, las mediciones tendrán que hacerse en carretera y no en un laboratorio, para evitar casos como el de Volkswagen.

El límite actual es de 80 miligramos de dióxido de nitrógeno por kilómetro recorrido (en el caso de los motores diésel). Con el nuevo reglamento, el límite aumentaría hasta los 96 miligramos por kilómetro recorrido. Es justo un 20% más, pero bastante menos de lo que el Ministerio de Industria español proponía a la Comisión Europea: colocarlo en 184 miligramos.

Advertisement

Advertisement

La medida no será efectiva hasta 2019, para que las fábricas europeas tengan tiempo de adaptar sus motores. Se prevé que los comisarios de cada país discutan los cambios en el reglamento este miércoles, antes de su aprobación definitiva. [eldiario.es]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)