Panasonic ha presentado oficialmente en España su apuesta por el 4K y se llama Smart Viera WT600, un televisor de 65 pulgadas, con impresionante calidad de imagen 4K y a un precio que empieza a ser razonable: 5.999 euros/dólares. Nada que ver con los 20.000 que costaban estos equipos hace poco. ¿Merecen ahora la pena?

Gizmodo en Español estuvo ayer en la presentación oficial de estos equipos en España y la calidad de imagen y diseño de la WT600 están desde luego por encima de la media. Panasonic (tercer fabricante en España tras Samsung y LG), es el primero en incluir en este televisor 4K entrada 50/60p, además de conectividad HDMI 2.0. Es decir, es capaz de ofrecer imágenes en movimiento con más o menos el doble de frames 4K por segundo que otros equipos del mercado.

Advertisement

Más allá de las diferencias técnicas, resalta el diseño: un marco muy fino y metálico bordea todo el panel y el pie se esconde hacia atrás en la base del televisor, dejando una sensación de que la pantalla está literalmente flotando en el aire.

Gastarse 6.000 euros/dólares en un televisor está todavía al alcance de muy pocos y Panasonic es honesta en ese sentido. Reconoce que es un equipo pensado de momento para "early adopters". Pero este modelo es también una constatación de que el 4K ha llegado para quedarse.

Advertisement

No es una adición superflua como el 3D, es simplemente la próxima evolución en calidad de imagen que, sí o sí, estará en todos los televisores de gran tamaño dentro de 3-4 años. Algunos datos apuntan a que el 40% de las teles de más de 60 pulgadas que se venderán en 2016 serán ya 4K. En esas fechas, los precios probablemente habrán bajado ya a los 2500-3000 euros, o tal vez incluso más. Eso sí, siempre estará la pregunta de los contenidos disponibles, pero una vez juegues con tu consola en uno de estos televisores, o veas una película en 4K en ellos, no querrás dar marcha atrás.