¿Por qué nuestro cerebro cree que esto es un perro?S

Cualquiera que vea la foto sobre estás líneas inmediatamente verá un adorable Dálmata trotando. Sin embargo, la realidad es que la imagen no contiene más información que un conjunto de manchas. La causa de esa interpretación por parte de nuestro cerebro se explica por la acción de un principio llamado Ley de cerramiento.

La ley de cerramiento es uno de los principios que rigen la corriente moderna de la psicología conocida como Psicología de la Gestalt. Esta corriente estudia la manera que tiene el cerebro de organizar lo que percibimos en nuestro entorno.

En el caso concreto de la ley de cerramiento, el cerebro interpreta un conjunto de formas como una única entidad uniendo las líneas exteriores que circundan el conjunto. En realidad no es el único principio que actúa en nuestro cerebro a la hora de ver un perro en vez de un montón de manchas.

¿Por qué nuestro cerebro cree que esto es un perro?

Otros principios de la Gestalt son el de semejanza o el de proximidad. En virtud del primero tendemos a agrupar los objetos por su semejanza. En la imagen que veis sobre estas líneas hay cuadrados y círculos a la misma distancia, sin embargo tendemos a ver antes columnas que filas, ya que agrupamos los objetos similares.

El principio de proximidad funciona igual, pero agrupando los objetos cercanos en el cerebro. Incluso tendemos a contemplar como una sola forma los objetos que se mueven en la misma dirección, como una bandada de pájaros volando al unísono. Eso hace que el movimiento de las manchas sea más fácilmente interpretable como un Dálmata.

Lo más curioso de los principios de la Gestalt es que el cerebro los aplica de manera subconsciente. Nuestra mente sufre ansiedad ante lo que percibe como incompleto y tiende a completarlo por su cuenta. Por si esto fuera poco, resolver estos acertijos cognitivos genera endorfinas y nos hace, literalmente, sentirnos mejor. Se cree que esta es una respuesta natural que nos ayuda a mantenernos alerta frente a amenazas del entorno.

Las leyes de la Gestalt no sólo se aplican a los que vemos. El cerebro completa la información que le llega desde cualquier sentido. Buena prueba de ello es este vídeo sobre la fuerza de la escala pentatónica en música.

La tendencia natural a completar información es una de las bases de nuestro razonamiento y no es raro que a veces pueda inducirnos a tomar decisiones erróneas. Con todo, nos ha mantenido con vida durante generaciones, así que tan mala no puede ser.