Viajar en el tiempo ha sido una de las fantasías del ser humano por siglos. Es una tendencia popular en películas y ficción. Ha inspirado novelas desde El cuento de Navidad de Charles Dickens, hasta la obra maestra El Planeta de los Simios de Charlton Heston. Con el estreno de Interstellar –no hay spoilers– vamos a fantasear acerca del tema mucho más.

Pero, ¿qué es lo más fascinante de todo esto? Que probablemente es posible.

Lo casi imposible

Empecemos con las malas noticias. Probablemente no podamos viajar en el tiempo para ver a los egipcios construir las pirámides. En el siglo pasado, los científicos construyeron un sinnúmero de teorías que sugerían que era posible dar un salto al futuro; viajar al pasado, sin embargo, es mucho más complicado. Pero no necesariamente imposible.

Advertisement

Albert Einstein sentó las bases para muchas de las teorías científicas actuales en la investigación de los viajes en el tiempo. Por supuesto, científicos como Galileo y Poincaré que llegaron después también ayudaron, pero las teorías de Einstein sobre la relatividad (general y especial) cambiaron drásticamente nuestro entendimiento del tiempo y el espacio. Y es a causa de estas teorías que creemos que viajar en el tiempo es posible.

Una de las opciones para esto sería un agujero de gusano, también conocido como el puente Einstein-Rosen. Junto con el físico Nathan Rosen, Einstein sugirió la existencia de los agujeros de gusano en 1935, y aunque no se ha descubierto alguno, muchos científicos han contribuido con sus propias teorías acerca de cómo podrían funcionar. Stephen Hawking y Kip Thorne son, probablemente, los más conocidos. Thorne, físico teórico en CalTech, incluso ayudó a Christopher Nolan con la ciencia detrás de la película Interstellar.

Sponsored

Entonces, asumamos que los agujeros de gusano existen. A finales de los años 80, Thorne dijo que un agujero de gusano se podía convertir en una máquina del tiempo. Según la teoría general de la relatividad de Einstein, el agujero podría actuar como un puente a través del espacio-tiempo conectando dos puntos distantes con un atajo.

La teoría dice que ciertos tipos de agujeros de gusano permiten viajar en el tiempo en ambas direcciones, si pudiéramos acelerar una de sus bocas a (casi) la velocidad de la luz y, después, revertir el proceso para colocarlo en su posición original. Mientras tanto, la otra boca quedaría estática. Como resultado, la boca que se mueve envejecería más lento que la boca estática gracias al efecto de dilatación del tiempo – más de esto en un segundo.

Advertisement

Sin embargo, en el uso de este método hay bastantes limitantes. La principal es el simple hecho de que necesitamos un método para crear agujeros de gusano, una vez creado, este solo nos permitirá viajar al pasado hasta el punto en el que fue creado. Así que, definitivamente, nunca seremos espectadores de la construcción de las Grandes Pirámides en Egipto.

Otra de las limitantes es que necesitaríamos una manera de mover una de las bocas del agujero de gusano a casi la velocidad de la luz. En un estudio de 1988, Thorne y sus colegas asumieron que "los seres avanzados producirían este movimiento tirando de la boca derecha gravitatoriamente o por vía electrónica". Nosotros no podemos hacer eso, todavía.

Lo que sí podemos hacer es viajar al futuro –pero solo un poco.

Lo que es casi posible

En años recientes, se han comprobando algunos aspectos de las teorías imaginarias de Einstein. La última y quizá la más emocionante, es el efecto, antes mencionado, llamado dilatación del tiempo. Aunque hemos basado la tecnología en la teoría por décadas, un experimento de este año finalmente probó que la dilatación del tiempo es un fenómeno completamente real.

Advertisement

La dilatación del tiempo básicamente se refiere a la idea de que el tiempo pasa más despacio para un reloj que se mueve que para uno estático. La fuerza de gravedad también afecta la diferencia en el tiempo transcurrido. Entre más gravedad y más velocidad, habrá mayor diferencia en el tiempo. Los agujeros negros, como el de Interstellar, por ejemplo, producirían una cantidad masiva de dilatación del tiempo, debido a su fuerza gravitacional extrema.

Gracias a los programas espaciales, ya hemos lidiado con este efecto por muchos años. Esta es la razón por la que el sonido del tic-tac de los relojes en la Estación Espacial Internacional se escucha un poco más lento que el de los que están en la Tierra. Considerando que la estación se mueve más rápido y no está afectada por la gravedad, el tiempo se mueve más rápido. Es también la razón por la que los relojes en la Tierra no son precisos, dado que el efecto de la dilatación del tiempo significa que este se mueve más despacio entre más cerca te encuentres de la superficie terrestre.

Un mejor ejemplo de este efecto tiene que ver con los GPS satelitales. El chip GPS en tu móvil funciona porque existen 24 satélites alrededor del planeta que triangulan tu ubicación basándose en el tiempo que tarda la información en viajar hacia y desde el dispositivo.

Advertisement

Sin embargo, al construir el sistema, los científicos aprendieron que los relojes atómicos en los satélites caminan un poco más rápido, ya que se están moviendo a 14.484 km/hr en órbita. Para ser más específico, pierden 8 microsegundos al día. Parece ser imperceptible, pero es suficiente para errar con la ubicación. Por esta razón, la tecnología GPS hace ajustes en los relojes para compensar los efectos de dilatación del tiempo. La ecuación que usan es un poco complicada, pero si te interesa la puedes consultar aquí.

Las implicaciones de todo esto son enormes. ¿Qué pasaría si llevamos esto al extremo? Si tuviéramos una nave espacial que volara súper rápido, el tiempo pasaría más rápido para las personas en la Tierra. Podrías dar una vuelta por la galaxia y regresarías a la Tierra en el futuro. Es básicamente lo que pasa en El Planeta de los Simios. De hecho, el personaje que interpreta Charlton Heston es un viajero en el tiempo.

Lo que es definitivamente posible (pero un poco raro)

Las preguntas aún son, ¿podemos llevar esta teoría al extremo? ¿Es posible viajar al pasado también?

Advertisement

Como mencioné, no lo sabemos. Las teorías de Einstein para viajar en el tiempo afirman que es imposible viajar al pasado, pero siguen siendo teorías. Es posible que un descubrimiento en el futuro las confirme o revoque. En cuanto a los agujeros de gusano, en realidad no sabremos cómo funcionan hasta que lo probemos y, por el momento, no tenemos un método factible para construir un agujero de gusano en el espacio.

Por lo tanto, la manera más fácil de averiguarlo es buscando a los viajeros en el tiempo que caminan entre nosotros. ¡Y sin necesidad de un laboratorio! Y es, exactamente, lo que muchos científicos han estado haciendo. ( Spoiler: Aún no encuentran uno)

Sin embargo, si eres un curioso de los viajes en el tiempo, ve a ver Interstellar. La ciencia detrás de la película puede sonar de fantasía, pero es fantástica.

Advertisement

Imagen de portada: Promocional de Interstellar

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)