Foto: AP

Las autoridades de Golden Bay, en Nueva Zelanda, y decenas de voluntarios se afanan por salvar la vida de 416 ballenas piloto que han quedado varadas en el extremo norte del paĆ­s la noche del 10 de febrero. MĆ”s de 250 ya han muerto en el peor evento de desorientaciĆ³n de ballenas desde 1985.

El CalderĆ³n o ballena piloto es un gĆ©nero de dos especies de cetĆ”ceo relativamente pequeƱo (Entre 5 y 7 metros, con un peso de 1300 kilogramos en las hembras y 2300 en los machos). Se trata de animales muy sociables y los fuertes lazos que se crean entre los miembros del grupo hace que a menudo todos acaben varados por solidaridad con uno de ellos. La zona de Golden Bay tambiĆ©n es propicia a que los animales queden encallados debido a la gran extensiĆ³n de aguas poco profundas.

Para cuando el Departamento de ConservaciĆ³n de Nueva Zelanda llegĆ³ hasta la playa, ya era tarde para entre 250 y 300 ballenas. Horas despuĆ©s ya solo quedaba el 30%. Los esfuerzos se estĆ”n concentrando en el resto, pero hay que esperar a la prĆ³xima marea alta. Para empeorar las cosas, las ballenas que son transportadas hasta mar abierto tienden a regresar a la playa porque no quieren separarse del grupo.

Advertisement

El incidente es el tercero mĆ”s grave de este tipo que se recuerda en Nueva Zelanda. El peor registrado data de 1918 y en el perecieron cerca de mil ballenas. El segundo sucediĆ³ en 1985 y murieron 450 cetĆ”ceos en la costa de Auckland. Hace dos aƱos, quedaron atrapados 200 de estos animales en esta misma costa.

Rescatar ballenas que han quedado varadas en una playa es una tarea extremadamente compleja y tambiĆ©n peligrosa. Hay que mantener a los cetĆ”ceos frescos y hĆŗmedos, y tambiĆ©n intentar tranquilizar a los animales. Un movimiento bruscos de una aleta o de la cola basta para herir gravemente a un voluntario. Por si fuera poco, las ballenas pueden transmitir algunas enfermedades, por lo que hay que evitar el contacto con sus fluidos corporales o con las salpicaduras de su orificio para respirar. [vĆ­a Departamento de ConservaciĆ³n de Nueva Zelanda]