Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Orcas heridas en la costa española podrían estar atacando barcos por venganza

Dos de las orcas involucradas, Gladis Blanca y Gladis Negra, presentan lesiones recientes.
Dos de las orcas involucradas, Gladis Blanca y Gladis Negra, presentan lesiones recientes.
Imagen: Rafael Fernández/International Working Group of Atlantic Orcas.

Científicos están intentando explicar por qué orcas que nadan en la Península Ibérica han comenzado a atacar a los veleros. Una nueva investigación sugiere que estos animales probablemente resultaron heridos durante encuentros previos con barcos y pueden estar actuando de forma vengativa.

Advertisement

Es el año 2020, así que, por supuesto, las orcas están atacando barcos. Desde julio, los científicos han registrado 33 interacciones distintas entre barcos de vela y orcas, de las cuales seis se observaron en el Estrecho de Gibraltar, cinco frente a la costa portuguesa y 22 cerca de Galicia.

Advertisement

En respuesta, las autoridades españolas prohibieron temporalmente a los yates pequeños navegar a lo largo de un tramo de agua de la costa ibérica, ya que las orcas parecían apuntar a embarcaciones de tamaño mediano, con tamaños de 15 metros o menos.

Las interacciones parecían ser deliberadas y coordinadas, con sesiones que duraban más de una hora. Aproximadamente un tercio de estos encuentros causaron daños a los barcos. Los animales apuntaron a la parte más débil de la embarcación: el timón, según un grupo de trabajo internacional de expertos en cetáceos que investiga el tema. Los científicos no han podido explicar este extraño comportamiento, citando el estrés causado por la falta de comida o la molestia por la reanudación de la actividad humana después de los encierros por el covid.

Advertisement
Lesiones mapeadas en el cuerpo de Gladis Negra.
Lesiones mapeadas en el cuerpo de Gladis Negra.
Imagen: International Working Group of Atlantic Orcas/Tokio/Turmares Tarifa/Rafael Fernández.

Para averiguar qué está pasando, el grupo de investigadores, que incluye a los biólogos marinos Alfredo López de la Universidad de Aveiro en Portugal y José Cedeira del Coordinador para el Estudio de Mamíferos Marinos (CEMMA), echó un vistazo a fotografías recientes y de archivo de orcas conocidas que suelen frecuentar estas aguas. De manera reveladora, los biólogos se percataron de que tres orcas jóvenes estaban involucradas en el 61% de los incidentes. Dos adultas también estuvieron implicadas, pero siguen sin identificar, según un comunicado enviado por correo electrónico.

Advertisement

Las tres orcas jóvenes, llamadas Gladis Negra, Gladis Blanca y Gladis Gris, son conocidas por el equipo. La evidencia fotográfica sugiere que dos de ellos, Gladis Black y Gladis White, experimentaron una sucesión de lesiones físicas entre el 20 de junio y el 3 de agosto. El equipo trazó un mapa de las lesiones e identificó las heridas probablemente causadas por choques con botes. Estas lesiones fueron el resultado de que las orcas chocaron contra los barcos que pasaban, pero el equipo dice que algunas de estas lesiones podrían haber sido causadas por ellos tratando de arrebatar atún de largas líneas de pesca.

Las orcas jóvenes son “comúnmente observadas acercándose a barcos de varios tipos, probablemente debido a su curiosidad”, según los expertos. La popa es “especialmente atractiva para los cetáceos en general, y para las orcas en particular”, ya que contienen “estructuras móviles y ruidosas”. Dicho esto, los encuentros desde julio “se consideran inéditos por el repetido contacto físico de los ejemplares con la estructura de los barcos”, según explicaron los biólogos en el comunicado.

Advertisement

En consecuencia, los investigadores atribuyen este comportamiento “extraño y novedoso” a un “incidente adverso” que involucró a las orcas y a un bote, en el que la velocidad del bote jugó un papel potencialmente importante. Tal como está, todavía no hay evidencia clara de “cuándo o si realmente sucedió”, y los científicos no pueden confirmar qué tipo de embarcación estuvo involucrada, o si el incidente fue accidental o deliberado.

De cualquier forma, los científicos dicen que este evento es probablemente responsable del comportamiento, que comienza en presencia de un bote que se mueve rápidamente y termina con un movimiento aparentemente defensivo en el que las orcas detienen con éxito el bote al destrozar su timón. Sin embargo, para ser justos, estos son superdepredadores, por lo que sus acciones pueden describirse mejor como de naturaleza ofensiva.

Advertisement

Los expertos no descartaron la posibilidad de que este comportamiento sea provocado por la curiosidad de las orcas. También es una actividad muy gratificante (a pesar de las lesiones), ya que la acción hace que un objeto bastante grande se detenga o disminuya considerablemente la velocidad; estas orcas jóvenes podrían estar atacando por diversión, en lugar de por rencor. O quizás estas orcas son radicales progresistas y lo están haciendo para joder con el 1% y sus lujosos yates.

El hecho es que no lo sabemos realmente. Es difícil para los científicos inferir la causa del comportamiento de un animal, y este caso no es una excepción.

Advertisement

Ningún humano ha resultado herido durante estos encuentros, pero obviamente esto no es bueno para las orcas, ya que está alterando su comportamiento normal y con el tiempo podría provocarles lesiones más graves. Cualquiera sea la razón, esperemos que la hostilidad se detenga pronto.

Share This Story

Get our newsletter