¿Creías que no existe una mejor experiencia que jugar usando tu glorioso monitor OLED de 29 pulgadas ultra ancho, curvo, con 4K, HDR y más, incluso cuando lo único que juegas es al Fortnite? Te tengo malas noticias: aún mejor que jugar en ese costoso monitor es jugar en este “trono” que es tan ridículo como impresionante, creador por Acer.

Advertisement

La nueva Acer Predator Thronos es una extraña silla que mide casi 1,5 metros de alto y ofrece soporte para hasta tres monitores de 27 pulgadas, para abarcar casi todo tu campo de visión en ese juego que tanto te gusta, y así más nadie pueda eliminarte de la partida escondido detrás de una pared de madera que acaba de construir (es poco probable que te ayude con quienes se esconden en arbustos en Fortnite).

Si eres de los que prefieren simuladores de carreras o vuelo, la exuberante silla puede inclinarse hasta 140 grados y vibra acorde a lo que juegas, algo que hará más inmersiva la experiencia al disfrutar de juegos como los simuladores de carreras o vuelo. En el caso del Minecraft, no hará mucha diferencia.

Advertisement

La silla todavía no tiene precio oficial ni fecha de lanzamiento, pero puedes estar seguro de que no será barata. Solamente adquirir tres monitores de 27" y buena calidad supone un gasto de unos 1.000 dólares, aunque Acer también presentó un monitor de 27" con resolución de 3840x2160 píxeles y una tasa de refresco de 144Hz que cuesta 1.299 dólares. Por otro lado, una silla similar de otra compañía, llamada MWE Labs Emperor Workstation, tiene un costo de más de 5.000 dólares.

Si quieres hacerte con una Acer Predator Thronos, el “trono” de los gamers, es muy probable que tengas que pagar una cantidad de dinero casi tan exuberante como la silla. [vía PCWorld]