Foto: FBI Miami (Twitter)

PodrĂ­a haber sido un robo de pelĂ­cula, pero se quedĂł en intento frustrado gracias a un conductor que se quejĂł a las autoridades de un bache en la carretera. Cuando los empleados de obras pĂșblicas acudieron a arreglarlo, se dieron cuenta de que aquello no era un simple bache.

OcurriĂł el martes en Pembroke Pines, Florida. El Departamento de Obras PĂșblicas pensĂł que iba a tapar un socavĂłn en una calle de doble sentido, pero se encontrĂł con un tĂșnel de 46 metros que conducĂ­a hasta una sucursal del banco Chase. Los funcionarios decidieron llamar a la policĂ­a y ahora el FBI estĂĄ tratando el caso como un intento de robo a un banco.

Los agentes que inspeccionaron el tĂșnel, siguieron un cable y encontraron el orificio de entrada en una zona boscosa, cubierto con un palĂ© de madera. En el mismo sitio habĂ­a botas de trabajo, un generador de electricidad, un cabresante, una carretilla pequeña y herramientas de excavaciĂłn.

Advertisement

Se cree que alguien habĂ­a excavado el pasaje con un pico, extrayendo los escombros con la carretilla, con el fin de robar el banco. Lo extraño es que el tĂșnel, de entre 70 y 90 centĂ­metros de diĂĄmetro, era demasiado pequeño para atravesarse con comodidad y no conducĂ­a hasta el interior de la sucursal bancaria sino hasta un cajero automĂĄtico en el exterior.

El banco nunca ha sufrido ningĂșn robo, pero el FBI ha pedido a los ciudadanos que informen de cualquier sospecha. Todo indica que el plan de los ladrones quedĂł frustrado a tiempo despuĂ©s de que pasaran meses trabajando bajo tierra, pero nos queda la intriga de quĂ© pretendĂ­an hacer llegado el momento con el pequeño tĂșnel que daba a un cajero.