Acusan a Foxconn de forzar a miles de estudiantes para fabricar la PS4

Si te compras la PlayStation 4 no está de más saber de dónde viene. La PS3 la fabricó Sony en Japón, pero para la 4 ha externalizado a Foxconn su fabricación en China. Ahora acusan a la compañía de forzar a miles de estudiantes a trabajar en una de sus plantas en pésimas condiciones. Foxconn ha reconocido el problema y asegurado que ha tomado "medidas inmediatas" para solucionarlo.

Advertisement

Varios medios chinos han destapado la situación irregular de al menos 1.000 estudiantes del Xian Technological University (XTU) que trabajaban para Foxconn en la fabricación de la nueva consola de Sony. A los estudiantes de ingeniería del centro se les avisó de que si no aceptaban trabajar como becarios en Foxconn, no recibirían seis créditos del curso, algo que les impediría graduarse, según la web china Tencent Games.

Tras una investigación interna, Foxconn ha confirmado a Quartz que, efectivamente, se habían asignado estudiantes del XTU a su fábrica de Yantai en turnos de noche y durante muchas más horas de las permitidas por sus políticas de empleo. "Hemos tomado medidas inmediatas para asegurarnos que ese campus cumple nuestras políticas de empleo, incluyendo la prohibición de horas extra y turnos de noche para estudiantes y recordando a estos estudiantes su derecho a terminar la participación en el programa en cualquier momento, a pesar de que es trabajo voluntario".

Foxconn mantiene este tipo de programas para estudiantes en muchas de sus fábricas en China, aunque en teoría regulados por su política de empleo y de forma totalmente voluntaria. La compañía ha confirmado que sí paga a los jóvenes en estos acuerdos con universidades, y reciben el salario equivalente a un empleado recién contratado.

En esta ocasión, sin embargo, según medios chinos, los estudiantes no hacían trabajos relacionados con sus conocimientos de ingeniería sino manuales a pie de fábrica. Muchos tenían que trabajar durante 11 horas al día (o más si había horas extra), con un descanso de 30 minutos para comer y otro de 10 minutos durante la mañana. La foto debajo, publicada en varias webs chinas, muestra supuestamente a estudiantes chinos a la salida de la fábrica de Foxconn en Yantai.

Advertisement

Desgraciadamente, este tipo de abusos laborales son muy comunes en China, país al que la gran mayoría de multinacionales tecnológicas (y de casi cualquier sector), externaliza su producción. De momento, al menos, Foxconn parece haber puesto fin a este incidente concreto. [vía Quartz, Tencent Games y China.com]

Advertisement

Foto: empleados de Foxconn en una de sus fábricas en China. AP

Share This Story