Image: Pixabay

Durante décadas, los habitantes de Londres han convivido con los zorros. Sin embargo, en los últimos tres años alguien se ha dedicado a decapitar a decenas de estos animales. Aunque sin duda la peor parte se le llevan los cerca de 500 gatos masacrados. La policía busca desde entonces al “asesino de la M25”.

En las últimas semanas se encontró un gato sin cabeza y cola en Aylesbury, Buckinghamshire. La cola de otro gato se encontró en el mismo lugar. Otro gato fue encontrado mutilado en Northamptonshire el pasado lunes y otra cola se encontró cerca de un parque infantil en un parque en Ewell, Surrey.

Advertisement

Originalmente fue conocido como el “asesino de gatos de Croydon” (un barrio al sur de Londres), pero a medida que los cuerpos comenzaron a aparecer en otras áreas de Londres y más allá de la capital, la organización South Norwood Animal Rescue and Liberty instó a la población a evitar dicha etiqueta.

Image: Áreas donde han aparecido gatos decapitados (Wikimedia Commons)

Lo cierto es que los ataques se han producido desde lugares tan lejanos como Manchester, Birmingham, Brighton y incluso la Isla de Wight. Según la organización:

La mayoría de las muertes son decapitaciones de cabezas, colas y patas, algunas de ellas han sido cortadas a la mitad. Por lo general, no hay sangre en la escena, por lo que parece que son asesinados en otro lugar y luego llevados a la escena, o son asesinados rápidamente con un trauma de fuerza contundente y mutilados después, lo que hemos visto en muchos casos.

Advertisement

En el verano de 2017, la policía dio a conocer una descripción de una persona que creen que está detrás de los asesinatos. Según los testigos, el sospechoso sería “un hombre blanco de unos 40 años con el pelo corto y castaño, vestido con ropa oscura, posiblemente con cicatrices de acné en la cara”. También se decía que llevaba una especie de linterna.

Hace dos meses, Vice llevó a cabo un reportaje bajo el título de To Catch a Cat Killer, un reportaje de investigación donde seguían a la policía por las pistas que tienen sobre el caso pero, ¿cuándo comenzó esta historia tan truculenta?

Según la propia policía, los primeros indicios comenzaron a finales de 2015, cuando se inició una investigación bajo el nombre de Operación Takahe, después de que varias asociaciones expresaran su preocupación por una serie de gatos muertos encontrados sin cabeza.

Advertisement

Meses después, en febrero de 2016, la muerte de otros diez gatos (cuatro en Croydon y uno en Streatham, Mitcham Common, Sutton, Charlton, Peckham y Finchley) se vinculó a un veterinario, pero poco después el sospechoso quedó en libertad. South Norwood Animal Rescue and Liberty cree que los brutales ataques se remontan a 2010. Según explicaba el London Evening Standard, se habían reportado ataques de este tipo contra mascotas hasta tres años antes de que comenzaran a investigar.

Como contaba el veterinario Dean Lewis a Vice:

Es prácticamente imposible que sea una sola persona. Además, todos los animales han muerto de un trauma de fuerza contundente. La mayoría de los animales han sido decapitados y la mayoría han tenido amputaciones. Sin embargo, la naturaleza de cómo se han llevado a cabo ha fluctuado enormemente. Por ejemplo, las amputaciones de cola es algo que se ha hecho con mucha habilidad. Otros han sido aplastados y cortados de manera bastante cruda. No creo que puedas atribuir a una sola persona cada gato que nos han presentado a mí y a todos los demás veterinarios.

Advertisement

Image: Flickr

Sea uno, dos o un grupo todavía más grande, lo que sí sabe es que junto a los gatos, han empezado a aparecer decenas de zorros y conejos sin cabeza en varias zonas de Londres. ¿Motivaciones? Según dijo al medio The Independent Vince Egan, profesor asociado de psicología forense de la Universidad de Nottingham:

En algunos individuos, hemos visto la crueldad hacia los animales como parte de un patrón más amplio en el que los humanos también son perjudicados. Es mucho más probable que esto refleje un patrón bastante más banal de comportamiento antisocial, como la embriaguez o algo que no vaya más allá. Pero cuando tenemos tan poco para continuar especulando, tienes que mantener la mente abierta.

Advertisement

Sea como fuere, las organizaciones de animales como Peta en Reino Unido y Outpaced ofrecen una recompensa de hasta 10.000 libras por cualquier información que conduzca al arresto de la persona “responsable de matar y mutilar a los gatos y los zorros”. Mientras, el único mensaje que estos sitios pueden dar a los dueños de los animales es que los mantengan en el interior de las casas cuando llega la noche. [BBC, Wikimedia Commons, The Guardian, The Independent, Vice]