Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Alguien se ha gastado más de 150.000 dólares en microtransacciones de un juego de Transformers

Captura de pantalla: Transformers: Earth Wars (YouTube)

Un nuevo ejemplo de abuso con las microtransacciones acaba de dejar pequeño aquel caso del niño británico que se gastó 7.500 euros en el iPad de sus padres. De hecho, es una cantidad tan exagerada que ya ha llamado la atención de las autoridades australianas.

Si tenemos constancia de este caso concreto es solo porque la compañía creadora de Transformers: Earth Wars, Yodo1, lo ha confirmado a nuestros compeñaros de Kotaku Australia durante unas sesiones sobre estrategias de monetización que han tenido lugar en la Melbourne International Games Week. El CEO de Yodo1, Henry Fong, hablaba sobre lo que en la industria de los juegos con microtransacciones se conoce como ballenas.

Advertisement

Una ballena es un jugador que gasta una cantidad significativamente superior a la media en un videojuego. Normalmente se trata de cientos de dólares, pero en el caso de Transformers: Earth Wars, Fong confirmó que había un jugador que se ha gastado ya más de 150.000 dólares estadouidenses (220.000 dólares australianos). Las autoridades que gestionan la industria de los videojuegos en el país probablemente usen el caso para regular con más atención el mundo de las microtransacciones y las cajas de botín.

Hace apenas un mes, Reino Unido registró un caso similar en el que un individuo se había gastado más de 62.000 dólares (50.000 libras) en microtransacciones del juego Runescape. En el informe presentado al parlamento británico se citaba que el caso había supuesto una enorme cantidad de problemas económicos al jugador (del que solo se decía que era mayor de edad) y a sus padres.

En este caso no se conocen detalles sobre quién se ha gastado 150.000 dólares en el juego de Transformers. Se da la circunstancia de que Yodo1 ha desarrollado una red neural que analiza el comportamiento de los jugadores y es capaz de predecir si uno de ellos se gastará más dinero que la media en microtransacciones. Este detector de ballenas funciona con un 87% de efectividad, pero sus creadores creen que se puede afinar hasta el 95%.

El problema de usar IA para detectar a jugadores compulsivos es que no hay una manera de monetizar esa información sin desequilibrar el juego con diferentes ofertas de microtransacciones. Henry Fong es el primero que cree que la regulación en el sector es inevitable y que es necesario revisar cómo se monetizan las microtransacciones en un sector que tiene impacto sobre miles de millones de personas. [vía Kotaku Australia]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key