La mayor parte de las torres de agua siguen un diseño similar y poco llamativo pero, a veces, los ingenieros que las planifican dan rienda suelta a su imaginación con resultados dignos de estar en un museo o en una película de ciencia-ficción. Otras veces, la torre se reutiliza y se convierte en un restaurante o incluso una vivienda. Estas son algunas de las torres más raras del mundo.

La casa en las nubes, 1923, Thorpeness, Reino Unido

(vĂ­a House In The Clouds)

Svaneke, 1952, Dinamarca

Advertisement

(vĂ­a Wikimedia Commons)

Torre de Hódmezővásárhely, 1960, Hungría

Advertisement

(vĂ­a VĂ­ztorony)

Torre de Debrecen, 1963, HungrĂ­a

Advertisement

(vía Nemzeti Tervezőiroda)

Tonwell, 1964, Hertfordshire, Reino Unido

Advertisement

(vĂ­a Frank Blank)

Torre Arkley, 1965, Reino Unido

Advertisement

(vĂ­a diamond geezer)

Torre de agua y restaurante Haukilahti, 1968, Dinamarca

Advertisement

(vĂ­a Ppntori)

Torre Jerzy Michał Bogusławski, 1972, Ciechanow, Polonia

Advertisement

Torre de agua Midrand, Johannesburgo, Sudáfrica

(vĂ­a NJR ZA)

Torre Cranhill, Glasgow, Escocia

Advertisement

El "Diamante azul", 1983, Horsens, Dinamarca

(vĂ­a Harmonsa)

Ear of Corn, Minnesota, Estados Unidos

Advertisement

(vĂ­a uff-da)

Torres taza y cafetera, Iowa, Estados Unidos

Advertisement

(vĂ­a Jimmy Everson)

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)