Photo: Shutterstock

El 12 de junio 1886, un marinero alem√°n arroj√≥ por la borda una botella de ginebra. 132 a√Īos m√°s tarde, una mujer llamada Tonya Illman encontr√≥ la botella en una playa y se la llev√≥ a casa para decorar una estanter√≠a. Fue entonces cuando descubri√≥ que hab√≠a un mensaje enrollado en su interior.

Impreso en alem√°n y con la fecha escrita a mano, aquella nota result√≥ ser el mensaje en una botella m√°s antiguo que se conoce. Hab√≠a estado 131 a√Īos y 223 d√≠as a la deriva desde que fuera arrojado al mar hasta que Tonya diera con √©l en una duna de arena cerca de Wedge Island, en la costa occidental australiana. El hallazgo fue dado por v√°lido por el Western Australian Museum, que de paso ayud√≥ a descifrar el contenido del mensaje.

La nota en s√≠ med√≠a 200 x 153 mm. Estaba enrollada con firmeza y hab√≠a sido asegurada con un trozo de cuerda. Cuando Tonya la desat√≥, se dio cuenta de que la cuerda hab√≠a dejado una marca en el papel, pero no imagin√≥ que fuera tan antigua. ‚ÄúLo primero que llam√≥ mi atenci√≥n fue el a√Īo, 18__‚ÄĚ, explica su esposo, el fot√≥grafo Kym Illman. ‚ÄúParec√≠a totalmente improbable que el mensaje hubiera durado tanto tiempo y luego fuera tan f√°cil de encontrar‚ÄĚ.

Advertisement

La tinta de la parte escrita a mano apenas era perceptible, pero se llegaban a ver unas coordenadas y el nombre del barco del que proven√≠a la botella: el Paula. Tras revisar los registros mar√≠timos, qued√≥ claro que el mensaje de la botella hab√≠a sido arrojado por la borda del velero alem√°n Paula en 1886, cuando cruzaba el Oc√©ano √ćndico a 950 km de la costa australiana. El velero proven√≠a del puerto de Marsella y en ese momento se dirig√≠a a Indonesia.

Por aquel entonces, los barcos alemanes llevaban a cabo un experimento que durar√≠a 69 a√Īos y que consisti√≥ en tirar al mar miles de botellas con unas coordenadas escritas en su interior para rastrear las corrientes oce√°nicas. De esas miles, 662 fueron localizadas (la m√°s reciente, en 1934). El Observatorio Naval Alem√°n no solo ha confirmado este nuevo hallazgo, sino que adem√°s ha ratificado que se trata del mensaje que m√°s tiempo estuvo a la deriva, superando con creces el anterior r√©cord de 108 a√Īos.

Advertisement

[Kym Illman vía The Guardian]