Decenas de documentos hechos p√ļblicos ayer revelan hasta donde estaba dispuesto a llegar Steve Jobs para evitar que sus competidores le "robaran" empleados clave. Jobs lleg√≥ a amenazar a Palm con demandarla por infringir patentes si no dejaba de intentar contratar empleados de Apple. Los documentos, seg√ļn Reuters, forman parte de una investigaci√≥n mayor sobre como Apple, Google, Adobe, Intel y otras firmas supuestamente llegaron a un "acuerdo de caballeros" para no robarse empleados, lo cual pudo afectar a los sueldos de muchos empleados y a sus carreras profesionales. Ahora son ellos los que demandan a las compa√Ī√≠as y reclaman compensaci√≥n.

Como se muestra en uno de los documentos arriba, Steve Jobs se quej√≥ en 2006 al entonces consejero delegado de Google, Eric Schmidt, por los intentos del buscador de captar empleados de Apple. "¬ŅPuedes detener esto?", le pide. La investigaci√≥n aclarar√° si en realidad se produjo una especie de colusi√≥n entre Apple, Google, Adobe, Intel y otras firmas para acordar no captarse empleados, lo que podr√≠a haber afectado negativamente a muchos trabajadores.¬†

Advertisement

Uno de los documentos m√°s reveladores es el email que le envi√≥ Jobs al entonces CEO de Palm,¬†Edward Colligan, a mediados de 2007: "si Palm no accede a este acuerdo [de no captar empleados de Apple], Palm podr√≠a enfrentarse a demandas por infringir muchas patentes de Apple", escribi√≥ Jobs. Y en otro email a Colligan (debajo), Jobs remataba: "Estoy seguro que te das cuenta de la asimetr√≠a en los recursos financieros de nuestras respectivas compa√Ī√≠as cuando dices: 'Ambos acabaremos pagando un mont√≥n de abogados y un mont√≥n de dinero'". Sutil y al cuello. Tal como era Jobs. [Reuters]