Decenas de documentos hechos públicos ayer revelan hasta donde estaba dispuesto a llegar Steve Jobs para evitar que sus competidores le "robaran" empleados clave. Jobs llegó a amenazar a Palm con demandarla por infringir patentes si no dejaba de intentar contratar empleados de Apple. Los documentos, según Reuters, forman parte de una investigación mayor sobre como Apple, Google, Adobe, Intel y otras firmas supuestamente llegaron a un "acuerdo de caballeros" para no robarse empleados, lo cual pudo afectar a los sueldos de muchos empleados y a sus carreras profesionales. Ahora son ellos los que demandan a las compañías y reclaman compensación.

Como se muestra en uno de los documentos arriba, Steve Jobs se quejó en 2006 al entonces consejero delegado de Google, Eric Schmidt, por los intentos del buscador de captar empleados de Apple. "¿Puedes detener esto?", le pide. La investigación aclarará si en realidad se produjo una especie de colusión entre Apple, Google, Adobe, Intel y otras firmas para acordar no captarse empleados, lo que podría haber afectado negativamente a muchos trabajadores. 

Advertisement

Uno de los documentos más reveladores es el email que le envió Jobs al entonces CEO de Palm, Edward Colligan, a mediados de 2007: "si Palm no accede a este acuerdo [de no captar empleados de Apple], Palm podría enfrentarse a demandas por infringir muchas patentes de Apple", escribió Jobs. Y en otro email a Colligan (debajo), Jobs remataba: "Estoy seguro que te das cuenta de la asimetría en los recursos financieros de nuestras respectivas compañías cuando dices: 'Ambos acabaremos pagando un montón de abogados y un montón de dinero'". Sutil y al cuello. Tal como era Jobs. [Reuters]