Hay miles de vídeos grabados desde drones. Y muchos con una gran calidad de imagen. Pero nada que ver con lo que han hecho en la productora Brain Farm: acoplar una cámara de cine digital Phantom Flex 4K capaz de grabar en 1.000 frames por segundo a un dron Aerigon UAV. El resultado es espectacular.

Advertisement

Hasta ahora es bastante complicado grabar con una cámara de cine de la calidad de una Phantom Flex por una sencilla razón: el peso. Esta cámara pesa un mínimo de 6,3 kilos. Los drones de uso civil actuales, incluso los más potentes, lo tienen complicado para elevar semejantes peso de forma estable. O al menos lo suficiente como para no arriesgar cámaras de 150.000 dólares.

Brain Farm trabajó con el fabricante Intuitive Aerial para adaptar uno de sus drones Aerygon y hacerlo capaz de transportar una cámara de este tipo. El resultado lo puedes ver en el vídeo debajo: bastante impresionante. De momento se trata de una prueba y el dron adaptado no está a la venta, pero probablemente lo esté muy pronto. Toca prepararse para ver en el cine, de todos los presupuestos, las tomas aéreas más perfectas creadas nunca.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)