Las fotos que llegan de Pekín, de la niebla tóxica que envuelve a la ciudad, son horribles. Sus más de 20 millones de habitantes se han visto obligados a encerrarse en casa durante el fin de semana, días en los que el nivel de partículas contaminantes en el aire ha superado en más de 20 veces lo considerado como saludable.

El pasado s√°bado, la densidad de part√≠culas finas en el aire, conocidas como PM2,5 (miden 2,5 micras de di√°metro o menos y son las m√°s peligrosas para la salud) lleg√≥ al nivel de 886 microgramos por metro c√ļbico, seg√ļn los medidores de la embajada de EE.UU. en Pek√≠n. Los datos reportados por el Centro Municipal de Control Medioambiental en Pek√≠n son algo menores, pero igual de desorbitados (por encima de 700 microgramos).

Se considera que la calidad del aire es excelente cuando el índice está por debajo de 50. Por encima de 300, la contaminación empieza a ser peligrosa para la salud. Pekín supera muchos días un índice de 700 y 800. Una locura. Debajo, algunas de las fotos tomadas este ayer domingo:

Advertisement

La niebla de contaminación cubre por completo los palacios de La Ciudad Prohibida, en el centro de Pekín.

Advertisement

Otra vista lejana de La Ciudad Prohibida, con los visitantes a la entrada

Advertisement

El artista y activista chino Ai Weiwei colgó esta foto suya en Twitter a modo de protesta por la situación.

Fotos 1, 2 y 3: AP