El sábado pasado, mientras nosotros hacíamos nuestras cosas, el Sol azotó la Tierra con una eyección de masa coronal que produjo una tormenta geomagnética de clase G3. No nos dimos cuenta porque, a excepción de interferencias en algunas comunicaciones, la única consecuencia de la tormenta fue una bonita aurora boreal. Un fenómeno especialmente espectacular para los que pudieron apreciarlo desde la Estación Espacial Internacional.

Allí arriba estaba nuestro astronauta en activo favorito, Scott Kelly, que captó la aurora boreal con su cámara y ha estado compartiendo las imágenes a través de su cuenta de Twitter. Así se ve una aurora a 400 kilómetros de altura y unos 27.000 kilómetros por hora:

Advertisement

No es la primera vez que captamos estas luces (producidas cuando las partículas del Sol chocan con nuestra magnetosfera) desde el espacio, pero sí que es algo nuevo que los habitantes de la Estación Espacial Internacional lo documenten con cámaras 4K y publiquen fotografías en directo a través de sus redes sociales.

Scott Kelly lleva 142 de 342 días viviendo en el espacio mientras su hermano gemelo Mark está en Tierra envejenciendo a un ritmo (ligeramente) mayor: cuando Scott vuelva, será ocho segundos más joven que Mark.

Advertisement

Éstas son todas las fotos de la aurora boreal que Scott ha compartido en Twitter:

Advertisement

Advertisement