Si alguna vez te has preguntado cómo hacen para que todas las patatas fritas de marcas como Pringles sean exactamente idénticas, este vídeo de How its made es para ti. Se trata de un interesante paseo por el proceso de fabricación de los snacks de patata que vienen en cómodos tubos de cartón.

Advertisement

El tubo en el que vienen es probablemente la parte más sencilla. Se dobla y encola a partir de una doble lámina de cartón (para darle dureza) y papel de aluminio (para conservar los snacks frescos más tiempo). Resulta curioso que la parte de la tapa de plástico y el sello que va bajo ella se colocan al principio. Las patatas se meten en el tubo por lo que nosotros consideramos la parte de abajo.

Lo realmente fascinante comienza con una mezcla de dos partes de agua por una de copos de patata como los que usamos para hacer el puré, y almidón . La mezcla termina en unas migas que son prensadas bajo rodillos que ejercen una presión de cuatro toneladas.

Advertisement

¬ŅEl resultado? Una ‚Äús√°bana‚ÄĚ continua de patata que se corta mediante rodillos para hacer peque√Īos √≥valos. Estas piezas entran en una freidora donde m√°s rodillos les dan su forma curvada definitiva mientras se fr√≠en durante 11 segundos en aceite hirviendo. Despu√©s de secarse mediante √°ire caliente y recibir un ba√Īo de polvo para darles el sabor correspondinte, m√°s m√°quinas catalogan y alinean las reci√©n nacidas ‚Äúpatatas fritas‚ÄĚ para pesarlas e introducirlas en los botes. Una √ļltima m√°quina a√Īade el sello met√°lico de la parte inferior.

Fabricar un solo tubo lleno de patatas fritas de este tipo lleva 20 minutos. En muchos casos es más tiempo del que hace falta para comérselas. [vía Insider]