Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: MaxPixel

Son siete los productos que analizó Vani Hari, crítica de la industria alimentaria en USA, conocida como Food Babe. ¿Qué diferencias podrían existir en los ingredientes de una serie de alimentos y marcas que podemos encontrar en Estados Unidos y Reino Unido? Aparentemente, demasiadas.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Food Babe

Y es que, aunque no es ningún secreto que las compañías de alimentos puedan cambiar algunos ingredientes de un mismo producto según la región de venta, en el caso analizado es factible sugerir que hay algo que no acaba de cuadrar. Las diferencias son tan grandes que da que pensar.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Food Babe

Por ejemplo, las patatas fritas de McDonalds en Estados Unidos parecen tener mucho más que solo aceite vegetal natural y sal, y en el caso de la avena Quaker casi podríamos decir que se trata de dos productos diferentes si tenemos en cuenta el conglomerado de ingredientes “añadidos” para el público estadounidense.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Food Babe
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Food Babe
Advertisement

El mismo caso ocurre en prácticamente todos los productos analizados: Mountain Dew, Ketchup de Heinz, Doritos, Frosties de Kelloggs o macarrones con queso. Como explica Hari en Bored Panda:

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Food Babe

Las estadísticas sobre la salud de los estadounidenses son francamente sombrías. Estados Unidos gasta 2,5 veces más en atención médica que cualquier otra nación y, en comparación con otras 16 naciones desarrolladas, quedamos en último lugar en términos de salud. Después de fumar, la obesidad es la principal causa de muerte prematura en los Estados Unidos, y una de las causas es la dieta, que está llena de ingredientes de riesgo que no se usan en la misma medida en otros países, comida sobrecargada de grasas malas, demasiado azúcar refinado barato y montones de aditivos sintéticos.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Food Babe

La propia Hari sugiere un consejo final a la hora de hacer la compra en el supermercado: “Afirmaciones como “natural “,”saludable”, “dieta” y “sin azúcar” significan muy poco. Dale la vuelta siempre al producto y lee la lista de ingredientes. Te dirá la verdad sobre lo que estás comiendo, y si contiene aditivos o conservantes, pregúntate por qué se usan y si son realmente necesarios”. [Food Babe via Bored Panda]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter