En El Señor de los Anillos, Aragorn es el poseedor de Narsil, la espada del rey Elendil que cayĂł partida bajo su peso despuĂ©s de que lo matase Sauron. MĂĄs tarde, y en la segunda guerra contra Sauron se forja de nuevo, cambiando su nombre a AndĂșril. AsĂ­ es su proceso de forja (y reforja), algo distinto al de las pelĂ­culas.

Por una simple cuestiĂłn de licencia cinematogrĂĄfica, en la pelĂ­cula el proceso de reforja muestra cĂłmo los herreros simplemente juntan los fragmentos quebrados de la espada, los ponen en una disposiciĂłn mĂĄs o menos parecida, los pasan por la fragua otra vez y se la entregan a Aragorn para que siga decapitando orcos a diestro y siniestros.

Con todo, y segĂșn el noble arte de la herrerĂ­a y la metalurgia, resulta que el proceso no es exactamente asĂ­. Para que la espada reforjada no sea demasiado quebradiza y el metal conserve Ă­ntegras las propiedades que deberĂ­a tener una espada lo ideal es coger todo el filo, desde la punta a la empuñadura, reforjarlo en un nuevo bloque fundido y darle forma otra vez. Coger el material y reciclarlo, en esencia. Este es el vĂ­deo con el proceso completo, de Brothers in Arms:

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)