Dos operarios que trabajaban en unas obras de canalización en la ciudad danesa de Aalborg han hecho un sorprendente descubrimiento. Enterrada en el lodo de una antigua sección de alcantarillado ha aparecido una espada medieval en tan buen estado de conservación que aún conserva el filo.

La reliquia mide alrededor de un metro y, según los primeros análisis, data de entre los años 1.100 a 1.400. En atención a otros descubrimientos similares, el arqueólogo del Museo de Historia de Nordjyllands Kenneth Nielsen apunta a algún momento del siglo XIV como el momento más probable en el que el arma se separó de su propietario.

En cuanto a qué hacía una espada en una localización tan particular como la tierra bajo una alcantarilla, Nielsen explica que probablemente se perdió durante una batalla. Las espadas eran una propiedad muy valiosa en la edad media. A menudo se trataban con respeto y terminaban siendo enterradas junto a los guerreros que las portaban. En las inmediaciones de la excavación en la que ha aparecido esta espada no han aparecido más restos de ningún tipo, lo que sugiere que el arma se perdió.

Advertisement

Hacia el año 1.300 había numerosos conflictos armados a lo largo y ancho de Dinamarca. La principal hipótesis es que el propietario de esta espada fue derrotado en combate y su arma cayó al lodo que cubría las calles de Aalborg en aquella época. El tiempo y las construcciones enterraron para siempre la espada. Tras pasar por un proceso de restauración, la espada será expuesto en el Museo de Historia de la ciudad. [Museo de Historia de Nordjyllands vía Smithsonian]