GIF: Corendon Hotels & Resorts (YouTube)

El Boeing 747 es uno de los aviones comerciales más míticos de las últimas décadas. Se tratad e un gigante que puede llevar un máximo de entre 416 y 660 pasajeros por vuelo. Muchos están siendo retirados del servicio, por lo que un hotel ha decidido comprar uno para usarlo “como una atracción turística”.

El problema sería llevarlo desde el último aeropuerto en el que aterrizó, el aeropuerto internacional de Ámsterdam-Schiphol, en Países Bajos, hasta el hotel donde reposará para siempre, el Corendon Village en la ciudad de Ámsterdam.

Para llevarlo se les ha ocurrido que viaje por tierra, incluyendo un tramo en la misma carretera por la que día a día circulan miles de vehículos. El traslado se terminará de llevar a cabo este fin de semana y puedes verlo en vivo a través de YouTube.

El proceso de mudanza de este gigantesco Boeing 747–400, de unos 70,6 metros de largo y con un peso de unas 430 toneladas, se llevará a cabo durante tres noches. El avión viajará montado sobre plataformas especiales motorizadas a una velocidad máxima de apenas 5 kilómetros por hora.

Advertisement

Lo más impresionante es que viajará hasta el hotel en una sola pieza. Es decir, no le han desmontado las alas ni ninguna parte.

Foto: Peter Dejong (AP Images)

Durante el día, el 747 estará reposando en granjas cercanas a la carretera, para a la noche siguiente continuar su viaje.

Advertisement

Lo más curioso es que no se conoce exactamente qué hará el hotel con el avión, si usarlo para transformar su interior en habitaciones o quizás para algún espectáculo. Según el hotel, parte de su uso estaría relacionado a experimentar “la sensación de volar en 3D y 4D”. [Corendon Hotels & Resorts vía Popular Mechanics]

Algunas fotos del traslado por tierra del 747

Advertisement

Y aquí puedes ver la primera fase del traslado, que duró unas 8 horas