Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Así se ve la nebulosa de Orión a través de los ojos del Webb y del telescopio Hubble

Comparar las fotos de ambos telescopios nos sirve para ver el salto que hemos dado en la observación espacial

By
We may earn a commission from links on this page.

El Telescopio Webb tomó hace poco imágenes de una zona de la Nebulosa de Orión donde nacen muchas estrellas, y el resultado es más o menos lo que podríamos esperar de este telescopio espacial de última generación.

No digo que la imagen sea mala. ¡De hecho, es bastante bonita! Pero debo decir que no me pareció tan emocionante como la increíble imagen de campo profundo que tomó recientemente el Webb o la sorprendente fotografía de la Nebulosa de la Tarántula que compartieron los científicos del telescopio hace tan solo unas semanas.

Esta última imagen fue tomada como parte del programa científico del telescopio Webb PDRs4All. El objetivo de esta colaboración es obtener imágenes de Regiones de Fotodisociación (PDR), donde la luz ultravioleta de las estrellas crea regiones cálidas de gas y polvo en el espacio.

Advertisement

La característica predominante de la fotografía es la Barra de Orión, un cinturón masivo de gas y polvo, que es lo que podemos ver en la foto de ese color marrón amarillento. En el centro de la barra se puede ver una brillante estrella llamada θ2 Orionis A. Esta estrella es lo suficientemente brillante como para ser visible desde la Tierra a simple vista, siempre que el observador esté en un lugar lo suficientemente oscuro.

La imagen está salpicada de estrellas jóvenes y calientes, sobre todo en la esquina superior derecha. Estas estrellas se conocen colectivamente como el Cúmulo del Trapecio y su radiación ultravioleta está erosionando lentamente la Barra de Orión.

Si colocamos la imagen junto a una fotografía anterior de la Nebulosa de Orión sacada por el Telescopio Espacial Hubble, la impresionante calidad del Webb resulta más evidente. La imagen del Webb muestra un material más frío que la del Hubble, donde el gas caliente es la atracción principal. Los instrumentos infrarrojos del Webb son una mejora con respecto a los del Hubble, ya que permiten mirar a través de nubes de polvo y gas para ver regiones de formación de estrellas y otras áreas de interés astrofísico.

Advertisement

Cuando llegaron las primeras imágenes de Webb, resultaban sorprendentemente llamativas. Quizás ahora ese aire de novedad se haya desvanecido un poco, ya que nos estamos acostumbrando a ver el cosmos con un nivel de detalle sin precedentes. Pero colocar las imágenes del Webb junto a las del Hubble nos sirve como recordatorio de cuánto ha mejorado nuestra tecnología de observación por el camino.