Las selvas de Costa Rica y Puerto Rico tienen o√≠dos electr√≥nicos gracias a un sistema autom√°tico creado por cient√≠ficos de ambos pa√≠ses. El proyecto se llama Arbimon (Automated Remote Biodiversity Monitoring Network) y usa las √ļltimas tecnolog√≠as para analizar la evoluci√≥n de las especies tropicales, y c√≥mo afecta la deforestaci√≥n a las selvas del continente.

Contratar a expertos que monitoricen el sonido de la selva es caro y no se obtienen los suficientes datos como para estudiar efectos a largo plazo. En su lugar, Arbimon utiliza componentes disponibles en cualquier tienda de electrónica. Las estaciones base que captan el sonido son, básicamente, un contenedor estanco en cuyo interior hay un micrófono amplificado unido a un iPod. Una batería de coche con una célula solar alimenta el sistema. De las comunicaciones se encarga una antena de radio que opera sobre la banda de los 900MHz.

Advertisement

La antena es capaz de enviar la se√Īal a una distancia de entre 2 y 40 kil√≥metros seg√ļn la densidad de la vegetaci√≥n. Al otro lado, una estaci√≥n base basada en una peque√Īa CPU conectada a la red se encarga de procesar fragmentos de audio y subirlos a un servidor web, con un ritmo de un minuto de audio sin comprimir por cada 10 minutos de tiempo real.

Una vez subidas en el sistema, Arbimon utiliza un algoritmo llamado Baum-Welch para ir reconociendo los sonidos característicos que hacen los diferentes animales de la selva. El sistema es capaz, por ejemplo, de reconocer el canto de la Rana Coqui a una distancia de 50 metros.

Advertisement

La precisi√≥n actual del sistema oscila entre el 79 y el 99 por ciento, pero est√° mejorando cada vez m√°s r√°pido. Seg√ļn el doctor Carlos Corrada-Bravo, participante en el proyecto, ‚ÄúEl sistema permite a investigadores, estudiantes, instituciones y al p√ļblico en general entender mejor las amenazas que pesan sobre algunas especies y as√≠ tomar medidas de conservaci√≥n m√°s efectivas‚ÄĚ. [Arbimon v√≠a Gizmag]

Fotos: Peter Wollinga / Shutterstock / Arbimon