Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cuando se retiró, a Tatsuo Horiuchi le apetecía pintar, pero no podía invertir una fortuna en material, así que decidió usar lo que ya tenía en casa y mejor sabía manejar: Excel. Años después, pinta unos cuadros tan espectaculares que nadie diría que se han creado con la popular aplicación de hoja de cálculo.

Advertisement

No es la primera vez que nos asomamos a la obra de este singular artista que hoy cuenta 77 años, pero en Great Big Story han viajado hasta Naganno, en Japón para ver a Horiuchi en acción. El propio artista explica que si pensó en Excel era porque le parecía que la aplicación dibujaba gráficas muy limpias.

Tatsuo se marcó un reto: lograr que en 10 años sus obras fueran lo bastante buenas como para mostrarlas al público y vaya si lo ha logrado. Su trabajo ha llegado hasta un extremo de complejidad que hace palidecer a cualquiera que esté familiarizado con cómo se crean objetos de colores en Excel. Sus cuadros hoy se exponen en galerías de arte e incluso pueden comprarse. El señor Horiuchi reconoce que son difíciles de vender, pero no le importa. Lo suyo es arte. [vía Great Big Story]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter