En febrero del a√Īo pasado supimos con certeza que Einstein ten√≠a raz√≥n: el espacio-tiempo se curva cuando ocurren fen√≥menos muy energ√©ticos, y sus arrugas llegan a la Tierra en forma de ondas gravitacionales. Detectarlas fue una proeza de la ciencia y la ingenier√≠a y ahora podemos ver c√≥mo ocurri√≥.

Advertisement

New Scientist acaba de estrenar en YouTube un documental sobre lo que pas√≥ entre bastidores en los observatorios LIGO desde el 14 de septiembre de 2015 ‚ÄĒcuando los interfer√≥metros detectaron por primera vez las ondas gravitacionales de dos agujeros negros colisionando‚ÄĒ hasta cinco meses m√°s tarde, cuando los cient√≠ficos anunciaron al mundo el hallazgo.

El documental incluye entrevistas a personajes de la talla de Rai Weiss, el f√≠sico que invent√≥ la t√©cnica de interferometr√≠a l√°ser, y nos acerca un poco a lo que sintieron los implicados en el proyecto y a todos esos conceptos tan complicados que permitieron hacer una medici√≥n tan min√ļscula y precisa.

Desde entonces se han detectado nuevas ondas gravitacionales que nos recuerdan el verdadero propósito de LIGO: observar los fenómenos del universo que la luz no nos permite ver. Las ondas gravitacionales son, en definitiva, una forma completamente nueva de mirar al cielo.

Advertisement

[New Scientist]