Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Bistro, el dispensador de comida perfecto para gatos gordos y rebeldes

¿Para qué, en el nombre de todos los dioses gatunos, alguien podría querer un comedero para gatos con reconocimiento facial? Los que hemos convivido con varios felinos sabemos muy bien la respuesta. Bistro es un dispensador de comida automático con un puñado de buenas ideas. La principal es que solo da de comer al gato adecuado y la cantidad adecuada.

Cuando hay varios gatos en una casa, suele ocurrir que el reparto de la comida no es equitativo. Hay animales frugales, y otros más voraces o ansiosos que, después de comerse su pienso, devoran también el de los demás, y acaban con problemas de sobrepeso. Por otra parte, si el comedero está en el jardín o fuera de la casa, también podemos garantizar que comerán de él todos los felinos del vecindario.

Advertisement

Bistro incorpora una cámara con un sistema de reconocimiento facial de los gatos de la casa, y una plataforma que pesa al animal cuando acude a comer. El cuenco está protegido por una pantalla de metacrilato de manera que solo puede comer un gato a la vez. La cámara y la báscula aportan los datos necesarios para llevar un registro de los hábitos de alimentación de cada animal, y así regular la dosis en función de su peso.

Bistro también es una fuente de agua limpia permanente, y es capaz de enviar notificaciones al móvil del propietario si se producen incidencias o cambios en la alimentación habitual de cada felino. Como guinda al pastel, y si somos muy locos de los gatos, podemos acceder a la cámara en tiempo real desde una aplicación para iOS y Android.

El dispositivo es obra de 42ARK, una nueva compañía fundada por un emprendedor, cuyos gatos tenían precisamente un problema derivado de la alimentación desordenada. La parte técnica del dispositivo ha sido desarrollada en colaboración con la Universidad Draper de California.

Advertisement

Bistro es un proyecto de Indiegogo (Su precio es de 249 dólares). Como tal, podría tener éxito, o acabar en el limbo, pero lo cierto es que tiene algunas ideas muy buenas. Al cierre de este artículo lleva ya la mitad de lo recaudado a falta de un mes de campaña. Aún así, algo nos dice que habrá gatos que encontrarían maneras de burlar el sistema. [Indiegogo vía Jezebel]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story