Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Pexels

En la era de los selfies, emergen los complejos de inferioridad: ¿es mi nariz demasiado grande? La respuesta es no. Al menos no tan grande como se ve en tus fotos. El problema es la distorsión que crea la lente gran angular del teléfono cuando se usa en distancias cortas, como ocurre con las autofotos.

Advertisement

Hay un estudio sobre esto y ha sido publicado hoy por la revista JAMA Facial Plastic Surgery. Según los investigadores de la Academia Estadounidense de Cirugía Facial Plástica, más de la mitad de los cirujanos plásticos de Estados Unidos recibieron el año pasado a pacientes que querían salir mejor en sus selfies. “Sacan su teléfono y dicen mira esta foto, mira lo grande que se ve mi nariz”, explicó a The Verge el cirujano plástico Boris Paskhover.

A la izquierda, un retrato tomado a 30 centímetros. A la derecha, una foto del mismo sujeto hecha a metro y medio de distancia
A la izquierda, un retrato tomado a 30 centímetros. A la derecha, una foto del mismo sujeto hecha a metro y medio de distancia
Imagen: JAMA Facial Plastic Surgery
Advertisement

Paskhover decidió asociarse con un informático y crear varios modelos de cabezas humanas. En su investigación, la pareja descubrió que una autofoto típica tomada a 30 centímetros de distancia distorsiona la nariz de manera que parece significativamente más ancha de lo que en realidad es. En concreto, un 29% más ancha en mujeres y un 30% más en hombres.

Los resultados tienen sentido porque se corresponden con un concepto fotográfico llamado distorsión de perspectiva. Todos los teléfonos llevan lentes de distancia focal corta que se corresponden con un objetivo gran angular. Usadas a distancias tan pequeñas, estas lentes hacen que los objetos que están cerca de la cámara parezcan más grandes. Una mala noticia si te acompleja el tamaño de tu nariz, pero un arma poderosa cuando te haces un selfie en ángulo picado para parecer más delgado.

Advertisement

[JAMA vía The Verge]

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter