Photo: Pixabay

Primero era un príncipe nigeriano que pedía ayuda por email para poder salir de su país y a cambio te ofrecía heredar parte de su inmensa fortuna a la que no tenía acceso. Con el tiempo hasta se convirtió en un astronauta atrapado en el espacio. Las autoridades le han atrapado por fin, pero no tardará en volver a las andadas.

Advertisement

La estafa del pr√≠ncipe nigeriano o estafa nigeriana es casi tan vieja como Internet, pero la codicia y la imprudencia del ser humano hacen que a√ļn hoy siga funcionando con el mismo modus operandi. Un desconocido supuestamente rico te env√≠a un mail pidiendo una peque√Īa cantidad de dinero para superar alg√ļn tipo de situaci√≥n dif√≠cil y te asegura una enorme recompensa a cambio. Detr√°s de esta estafa tipo phising no hay, por supuesto, ning√ļn nigeriano en apuros, sino bandas organizadas que no solo estafan peque√Īas cantidades de dinero. Adem√°s usan esos correos para hacerse con datos privados de contrase√Īas o cuentas corrientes y robar a lo grande.

Una de esas bandas es la que acaba de caer ahora. El FBI ha arrestado a 74 personas ‚ÄĒ42 en Estados Unidos, 29 en Nigeria y tres en Canad√°, Mauricio y Polonia‚ÄĒ por ‚Äúfraude financiero con capacidad cibern√©tica‚ÄĚ. Estos delincuentes utilizaban a sus v√≠ctimas para realizar transferencias bancarias a cuentas de su propiedad, a veces suplantando la identidad de empleados con acceso a las finanzas de una empresa y otras enga√Īando a personas con falsos romances y premios de loter√≠a. La operaci√≥n ha servido para recuperar 14 millones de d√≥lares en transferencias fraudulentas.

Lamentablemente, la estafa del príncipe nigeriano está muy lejos de terminar. No es la primera vez que cae una banda de ciberdelincuentes dedicada a este tipo de ataques. En agosto de 2016 las autoridades atraparon otro grupo similar, y en diciembre de 2017 tuvo lugar otra operación policial muy parecida. Por desgracia, tenemos príncipes nigerianos para rato. [vía Ars Technica]