Photo: AP Images

Al gobierno Chino le encantan las megaconstrucciones. El último ejemplo de este tipo de proyectos es el puente Hong Kong-Zhuhai-Macau, un viaducto marítimo que comunica por carretera las ciudades de Hong-Kong y Macao a través de 55 kilómetros de puentes y túneles.

Advertisement

El tramo principal y más llamativo es una autopista de seis carriles que se extiende 23 kilómetros sobre el agua conectada por 6,7 kilómetros de túneles y dos islas artificiales.

Photo: AP Images

El nuevo puente está pensado para facilitar el éxodo urbano a los millones de personas que viven en la provincia de Guandong y que cada día tienen que desplazarse entre Zhuhai y Hong-Kong. La estructura principal ha precisado de 420.000 toneladas de acero, aproximadamente unas 60 veces la Tore Eiffel. Las autoridades Chinas esperan que el viaducto esté en servicio durante al menos 120 años. [vía Phys.org]

Advertisement

Photo: AP Images
Photo: AP Images
Photo: AP Images

Advertisement

Photo: AP Images