Captura de pantalla: YouTube

Las focas pueden tener muchas virtudes, pero el canto aparentemente no se encuentra entre los talentos naturales de estos animales. Un grupo de científicos quiso ponerlas a prueba enseñándoles, entre otros, el tema clásico de Star Wars. ¿El resultado? Juzguen ustedes mismos.

Al parecer, y mientras estudiaban el aprendizaje vocal de las focas grises (Halichoerus grypus), los científicos les enseñaron a imitar el habla humana e incluso dieron un paso más allá con la música. Según ha explicado el biólogo Vincent Janik, del Scottish Oceans Institute (SOI) de la Universidad de St Andrews:

Este estudio nos brinda una mejor comprensión de la evolución del aprendizaje vocal, una habilidad que es crucial para el desarrollo del lenguaje humano.

Advertisement

Para poner en práctica el curioso experimento trabajaron con tres focas llamadas Zola, Janice y Gandalf. Los animales se alojaron en las instalaciones de mamíferos marinos de la universidad con otras focas y se controlaron cuidadosamente desde el nacimiento para construir un catálogo de su repertorio vocal natural.

Luego llegó la parte complicada. Primero, a las focas se les entrenó para copiar secuencias de sonidos de sus propios repertorios. Luego se entrenaron para copiar “melodías” en sus propias vocalizaciones, una llamada sostenida con un cambio de tono y un número variable de repeticiones.

Una vez que tuvieron una tasa de precisión del 80 por ciento en esta tarea, los animales progresaron para aprender nuevas vocalizaciones (sonidos de vocales de tipo humano) cambiando las bandas de frecuencia prominentes utilizadas en el habla humana a través de las cuales se transmite la información. Como explicó Janik:

Se necesitan cientos de pruebas para enseñar a la foca lo que queremos que haga, pero una vez que tienen la idea, pueden copiar un nuevo sonido bastante bien en el primer intento.

Lo cierto es que, como vemos en el vídeo de arriba, las focas no van a comenzar una gira mundial por todo lo alto, pero como aseguran los científicos, tres pudieron copiar secuencias cortas de sonidos. 

“Las copias no fueron perfectas, pero dado que estos no son los sonidos típicos de las focas, es bastante impresionante. Nuestro estudio realmente demuestra lo flexibles que son las vocalizaciones de estos animales. Los estudios anteriores simplemente proporcionaron pruebas anecdóticas de esto”, zanjan los científicos. [Science Alert]