Los científicos rusos que hallaron un cráter de 60 metros de diámetro en Siberia hace algunos meses, ahora bajaron a explorarlo por primera vez. Utilizaron equipo de escalar para bajar los 16.5 metros de profundidad hasta su base. Esto, con el objetivo de recolectar información para analizarlo y sacar conclusiones acerca de su origen.

El equipo de investigación tuvo que esperar hasta el invierno para realizar esta tarea, debido a que, en verano, las paredes del túnel eran suaves. Ahora, gracias a que están congeladas, tienen la firmeza suficiente para descender sin problema. Además, en la base del cráter hay un lago de, aproximadamente, 10.5 metros de profundidad que, ahora, está congelado.

La idea es explorar el área alrededor y dentro de la formación para saber cómo, y por qué, se desarrolló. Los científicos recolectaron muestras de aire, hielo, tierra y gases. Ahora, regresarán a sus laboratorios a analizar los datos y comparar imágenes del cráter con algunas que se tomaron desde el espacio desde 1980; ya que es posible que el fenómeno existiera desde tiempo atrás.

Advertisement

Existen diversas teorías acerca de su origen, las dos hipótesis más claras son una explosión subterránea por acumulación de gas, o la "explosión" de lo que se conoce como pingo: una colina formada por la acumulación de hielo en el subsuelo. Aunque aún no tienen datos concluyentes, Vladimir Pushkarev, director del Centro Ruso de Exploración Ártica, cree que la primera es la más acertada:

El elemento más importante - y esta es nuestra hipótesis de trabajo para explicar el cráter Yamal - es una liberación de hidratos de gas. Resulta que existen tanto en la capa profunda y en la capa cerca de la superficie. Podría haber otro factor, o factores, que podrían haber provocado la explosión. Pero todo apunta a que el gas explotó, lo que lleva a la apariencia del cráter.

El cráter se encuentra en la intersección de dos fallas tectónicas. La península de Yamal es sísmicamente tranquila, pero en la zona del cráter la actividad tectónica es grande. Eso significa que la temperatura ahí es más alta de lo usual.

Advertisement

Hay teorías que afirman que el Triángulo de las Bermudas es consecuencia del mismo fenómeno. El metano congelado empieza a descomponerse y se convierte en gas. Al producir grandes cantidades, el océano y su atmósfera, se calientan. Esta combinación provoca que los barcos se hundan y los aviones caigan.

Los científicos aún tienen muchos datos que analizar para llegar a una conclusión. También tienen pensado explorar los otros dos cráteres, de menor tamaño, que se encontraron. Pero, mientras encuentran una respuesta, podemos contemplar las espectaculares imágenes del interior de esta formación. Algunas abajo, si quieres ver la galería completa, puedes hacerlo aquí. [Siberian Times vía Sploid]

Advertisement

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)