Cierran el mayor laboratorio de armas biológicas de Estados Unidos por importantes fallos de seguridad

8.3K
6
Save
Imagen: AP

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos han cerrado una instalación de investigación militar puntera por no cumplir con los estándares de seguridad establecidos, deteniendo por completo una serie de importantes investigaciones sobre algunas de las toxinas y agentes patógenos más peligrosos del mundo.

Tras una inspección en junio, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron una orden de cese al laboratorio de biodefensa de Fort Detrick, según ha informado Frederick News-Post. Toda la investigación del laboratorio, dirigida por el Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército (USAMRIID, por sus siglas en inglés), ha sido detenida hasta nuevo aviso.

Advertisement

De 1943 a 1969, Fort Detrick ha sido el hogar del programa de armas biológicas de Estados Unidos. Hoy, el campus del Ejército alberga varias instituciones, incluido el USAMRIID, que realiza investigaciones públicas y privadas sobre algunas de las toxinas y agentes patógenos más peligrosos del mundo, como el ébola, el ántrax o las bacterias responsables de la peste.

Después de la última inspección de junio, los CDC mostraron su “preocupación ante ciertos estándares de seguridad”, informó Frederick News-Post. Descubrieron que las instalaciones no tenía sistemas capaces de descontaminar las aguas residuales, los trabajadores no recibían una “formación periódica para trabajar en los laboratorios de biocontención”, y no cumplían con los estándares establecidos por el Programa Federal de Agentes Selectos, entre otras muchas cosas. Los CDC no pudieron proporcionar muchos mas detalle por “razones de seguridad nacional”, informó el New York Times.

Es importante destacar que no hubo ninguna fuga de patógenos o toxinas peligrosas dentro las instalaciones, y que nadie estuvo en peligro, según Vander Linden.

En declaraciones al NYT, Vander Linden dijo que pueden pasar “meses” antes de que el programa de biodefensa pueda retomar sus operaciones. Dicho esto, el USAMRIID aún puede ofrecer su experiencia en caso de que se produzca alguna emergencia.

Advertisement

“El Programa Federal de Agentes Selectos supervisa la posesión, el uso y la transferencia de agentes biológicos y toxinas que pueden representar una amenaza grave para la salud pública”, según indica la web de los CDC . Normalmente, el USAMRIID está autorizado para manipular estos “agentes selectos” súper peligrosos, como por ejemplo el ántrax o la ricina.

El USAMRIID estaba investigando tres de estos agentes de primer nivel cuando recibió la orden de cese: el virus Ébola, la bacteria Yersinia pestis (responsable de la peste), y la bacteria Francisella tularensis (responsable de la tularemia, también conocida como la fiebre de los conejos).

Advertisement

En mayo de 2018, una serie de tormentas provocaron que se inundasen las instalaciones de Fort Detrick, dañando gravemente su planta de esterilización a vapor, que se encarga de gestionar las aguas residuales. La planta estuvo sin actividad durante meses, y tras el incidente se establecieron nuevos procedimientos de bioseguridad. Pero la inspección de los CDC descubrió que “los nuevos procedimientos no se estaban siguiendo de forma consistente”, además vieron la existencia de “problemas mecánicos con el sistema de descontaminación, así como fugas dentro del laboratorio”, informó el New York Times.

Share This Story