imagen: Sam Rutherford/Gizmodo

Mi enhorabuena por ese nuevo portátil Windows o Mac, espero que lo disfrutes. Supongo que querrás disfrutar de él cuanto antes pero, aunque es razonable, hay una serie de tareas fundamentales que realizar antes. Este es el modo más rápido de configurar tu nuevo laptop mientras te aseguras que permanece seguro y estable.

¿Listos? Vamos allá.

Encuentra una red wifi, deja que entre el torrente de actualizaciones

Lo más probable es que no llegues muy lejos en el proceso de configuración antes de que este te inste a conectarte a una red wifi, así que ten los detalles de tu red a mano e introdúcelos tan pronto como puedas. Recuerda: incluso mientras estás rellenando formularios y navegando por otras pantallas del proceso de configuración, Windows y macOS siguen descargando actualizaciones en segundo plano.

Tan pronto como se te ofrezca la posibilidad de instalar actualizaciones, acéptala. Puede que esta sea la parte de toda la configuración que más tiempo te lleve (dependiendo del tiempo que haya pasado desde que tu máquina en concreto abandonó la fábrica y de tu conexión) pero si lo aplazas, piensa que es algo que tarde o temprano te vas a ver obligado a hacer.

Advertisement

Idóneamente, lo deseable es que todos los últimos parches de seguridad estén instalados y activados antes de cualquier otra cosa suceda en la máquina, incluso aunque lleve algo de tiempo y tedio de por medio

En el caso de Windows 10 y macOS High Sierra, ambos deberían ofrecerte la posibilidad de descargar e instalar actualizaciones antes incluso de llegar al escritorio del sistema operativo en sí. Si necesitas descargar las actualizaciones después, ve a Ajustes, luego a Actualizaciones y Seguridad y luego a Windows Update en Windows, o la App Store (el icono está en el dock) de macOS y a Actualizaciones (también necesitarás hacer todo esto si el vendedor que te proporcionó el laptop ya ha hecho algo de configuración previa).

Inicia sesión con tus credenciales de Windows o Apple

De manera lenta pero segura, Apple y Microsoft se han dado cuenta con el tiempo de que tener un solo inicio de sesión con tu cuenta en la nube es una forma bastante eficaz de que sus usuarios salten de un dispositivo a otro. Esto significa, si ya tienes una cuenta de Microsoft o un Apple ID, que gran parte de tus datos se migran automáticamente de un equipo a otro.

Advertisement

Windows te pide el inicio de sesión prácticamente después de instalar la última versión del sistema operativo. Si decides iniciarla, todos tus datos de OneDrive y tus emails de Microsoft comenzarán a sincronizarse, por ejemplo. Si has estado usando Microsoft ID en otra máquina, algunos aspectos de personalización como el fondo de pantalla también aparecerán automáticamente en el nuevo equipo.

En macOS, se te preguntará que si quieres iniciar sesión con tu Apple ID antes que cualquier otra cosa. Si has usado una cuenta de Apple o de iCloud en el pasado, todos tus ajustes, fotos, documentos y otros datos irán descargándose gradualmente y apareciendo en los lugares correctos del sistema correspondientes.

Advertisement

Para comprobar que todo esté funcionando correctamente, puedes ir a Ajustes luego a Cuentas y de ahí a Email y Aplicaciones en Windows. En macOS, ve a Preferencias del Sistema (clic en la manzana mordida arriba a la izquierda) y selecciona iCloud.

Instala las protecciones adecuadas

No deberías bajo ningún concepto ponerte a navegar por internet (o por ningún sitio, realmente) con tu nuevo laptop sin tener algún tipo de software de seguridad decente instalado.

Advertisement

Windows activa Windows Defender por defecto para evitar que visitantes no solicitados hurguen en tu laptop, y necesitas activar alguno de los varios antivirus reconocidos por el sistema para desactivarlo de manera efectiva. Asumiendo que tienes algo de sentido común a la hora de usar tu equipo, Windows Defender debería proporcionarte la seguridad adecuada, pero si quieres un antivirus de terceros, hay muchos y variados paquetes entre los que elegir.

El debate sobre si necesitas o no un antivirus de terceros en macOS lleva activo mucho tiempo, pero por ahora está claro que como tal macOS es bastante cerrado de por sí y la mayoría de usuarios no deberían tener problemas ni tomar ninguna medida de seguridad adicional.

Advertisement

Si piensas que necesitas algún antivirus extra para macOS, hay una amplia variedad de paquetes disponibles también. En cualquier caso, y ya estés en Windows o en macOS, todo esto no es algo con lo que tengas que lidiar nada más configurar el equipo, siempre puedes dejar activas las protecciones por defecto y volver a revisarlas más tarde si es necesario.

Descarga tus archivos de la nube

Si tienes un montón de archivos y datos en la nube en un servicio como Dropbox o Google Drive, ahora es el momento correcto de bajar las aplicaciones correspondientes e iniciar sesión en tu cuenta. Una vez tus credenciales hayan sido verificadas, todos tus archivos comenzarán a descargarse, algo que puede llevar desde minutos a horas dependiendo de la cantidad que sea y de la velocidad de tu red wifi.

Advertisement

Con tantas cosas ocurriendo a la vez (datos en la nube, actualizaciones etc) es buena idea ver qué está ocurriendo en la red wifi de tu hogar. Puede ser buena idea parar durante un tiempo Netflix, alguna descarga o similar hasta que el proceso de configuración termine para tener tu laptop listo lo antes posible.

Si los archivos que necesitas tener en tu nuevo laptop están almacenados en un disco duro o cualquier unidad externa, es mucho más rápido copiar manualmente todos los archivos antes que esperar a que se descarguen de Dropbox, Google Drive o servicio similar.

Advertisement

Haz esto antes de que instales los clientes de escritorio. Entonces cuando los configuras, señala los archivos que ya has transferidos. El software debería reconocer que todos tus archivos ya están presentes y corregir los mínimos cambios en sólo unos minutos, ahorrándote descargar desde cero todo.

Configura tu navegador y el resto de aplicaciones

Si eres un avezado usuario de Microsoft Edge o Safari, buenas noticias: el navegador de tu elección está listo y esperándote en tu nuevo laptop. Si además has iniciado sesión con tu cuenta de Microsoft o Apple ID, todos tus datos tales como contraseñas e historial deberían haberse sincronizado y estar ahí para ti.

Advertisement

En caso contrario, ve a la página de descargas del navegador de tu elección e instálalo. Una vez hayas iniciado sesión con la cuenta correspondiente (Google para Google Chrome o Mozilla para Firefox), aquí también deberían haberse sincronizado todos tus marcadores, contraseñas y datos de navegación.

Puedes empezar a relajarte, tu navegador debería estar más o menos listo a estas alturas. La etapa final es descargar e instalar todas las demás aplicaciones que utilizas a menido: iTunes, Photoshop o similares. Un consejo: en lugar de liarte a instalar cosas como loco para tenerlo todo “listo”, quizá sea mejor esperar a que realmente te haga falta ese programa en concreto antes de bajarlo, así evitarás llenar tu nuevo laptop de software innecesario.

Advertisement

Si estás en Windows, puede que quieras eliminar el bloatware que los fabricantes a menudo instalan por defecto, tu laptop y sobre todo su rendimiento te lo agradecerán. En ese caso, para ver una lista de todos los programas instalados y para librarte de aquellos que no quieras, ve a Ajustes y de ahí a Aplicaciones en el menú de inicio.

Con todo esto hecho, ya puedes ir a Netflix, preparar un aperitivo y dejar que comience el atracón a series porque, sé sincero, es todo lo que querías desde el primer momento.