Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cómo fabricar un cohete de agua con tu hijo

19.5K
15
5

Si nunca has construido y lanzado cohetes de agua con tu hijo, te estás perdiendo un proyecto increíble. Con solo 10 dólares, un inflador y una botella vacía o dos, podéis pasar una buena tarde y aprender lo básico sobre cohetes espaciales. Incluso el niño más harto de todo quedará impresionado por la fuerza y la altura de un cohete de agua construido adecuadamente. Lo prometo.

Cómo funcionan los cohetes de agua

Los cohetes de agua funcionan exactamente igual que sus hermanos mayores de la NASA. Una masa de reacción es expulsada de un recipiente con gas presurizado, enviando la carga útil al aire. En este caso, el recipiente a presión es una botella de refresco, la masa de reacción es agua pura y el gas presurizado se bombea con un inflador de bicicleta. Con estos conceptos simples, puedes enviar una botella de Coca-Cola a decenas de metros de altura e impresionar a todos los otros niños del patio de recreo. Quizá no sea tan notable como el lanzamiento de un cohete Apolo, pero apostaría a que el primer lanzamiento de Elon Musk fue un cohete de agua.

Advertisement

Cómo construir tu cohete

Foto: Stephen Johnson

El cohete que ves arriba, el Zeus III, es un diseño simplificado al máximo que pudimos construir en unos 20 minutos con algunas cosas que teníamos tiradas por la casa: una botella de refresco vacía, unas aletas de plástico, la punta de un balón de fútbol americano y una cinta brillante como decoración.

Algunos coheteros fabrican cohetes de agua con dos botellas y construyen paracaídas autodesplegables o múltiples etapas, pero nosotros lo mantuvimos simple: solo una botella de plástico, un cono y unas aletas.

Advertisement

La botella

Cualquier marca de refresco servirá para tu botella-cohete. Puedes usar cualquier tamaño, pero nosotros hemos obtenido mejores resultados con una botella estándar de dos litros. Solo asegúrate de que sea una botella de refresco. Las botellas diseñadas para bebidas no carbonatadas pueden ser incapaces de manejar la presión interna que están a punto de sufrir y podrían fallar o explotar. No quieres eso.

Advertisement

El cono de la nariz

Foto: Stephen Johnson
Advertisement

Elegimos la punta de un balón de fútbol americano para la nariz de nuestro cohete. Si bien la regla general para cualquier tipo de cohete es mantener las cosas lo más ligeras posible, un poco de peso en la parte superior ayuda a fomentar un ascenso suave y estable, por lo que debes colocar algo ahí.

Un cono de nariz más largo y delgado probablemente funcionaría mejor aerodinámicamente, y un poco más de peso podría proporcionar un despegue más suave, pero para su primer intento, la punta de un balón Nerf debería ser más que suficiente. Tu cohete va a caer con fuerza a la tierra, y te alegrarás de haber elegido un cono de punta blanda si accidentalmente aterriza en el parabrisas de un coche o en el cráneo de un niño.

Advertisement

Construir el cono de la nariz es fácil: mide la circunferencia de la parte superior de la botella, busca el mismo punto en el balón, marca el área que cortarás y a por ello. Puedes usar un cuchillo de cocina, pero yo utilicé una sierra eléctrica porque aprovecho cualquier excusa para encender la sierra eléctrica.

Si quieres hacer un cohete de agua más elaborado, hay planos en Internet para agregar un paracaídas de despliegue automático o incluso etapas múltiples. Personalmente, no encontré un paracaídas que valiera la pena el esfuerzo. Construimos un cohete con paracaídas a principios de este verano que se elevó majestuosamente 45 metros sobre el suelo... pero el viento lo atrapó en su descenso y lo arrojó a la cima de un enorme roble en North Hollywood. Descansa en paz, Zeus II.

Advertisement

Las aletas

Todos los cohetes necesitan aletas, de lo contrario caen una y otra vez poco después del lanzamiento, matando a todos a bordo. Para ahorrar problemas y empezar a volar, nosotros usamos aletas reutilizables compradas en una tienda, pero es simple fabricar las tuyas propias: corta tres o cuatro planchas con núcleo de espuma en forma de aletas y pégalas al costado de tu cohete. Para hacer que el cohete vuele recto, todas tus aletas deben ser del mismo tamaño y estar espaciadas uniformemente sobre los lados de tus cohetes. Aquí hay un video en profundidad que explica exactamente cómo crear y colocar aletas en cohetes de agua.

Advertisement

La decoración

Una vez que hayas construido tu cohete, ¡decóralo! Agrega brillo o una cara aterradora, o algo más apropiado para la NASA como una capa de pintura blanca. La única marca necesaria es una línea de llenado para el agua. Debes marcar el primer tercio de la botella para encontrar fácilmente el punto dulce en la relación agua-aire.

Advertisement

Para obtener el mejor vuelo posible, mantén el peso lo más bajo posible. Trata de evitar que tu hijo lo decore con demasiadas tiras de cinta o cualquier otra cosa pesada. Nosotros solo le pusimos dos cintas: una para sostener el cono de la nariz y otra para marcar la línea del agua. Es más liviano de esta forma, y nos recuerda para qué estamos aquí: vamos al espacio, no a un concurso de belleza.

El lanzador

Foto: Stephen Johnson
Advertisement

Ahora que has construido tu cohete, debes construir una plataforma de lanzamiento. Esta es la parte más complicada del viaje en cohete de agua. Hay muchas opciones para el lanzador, desde diseños muy simples que básicamente colocan un corcho a la botella en el que han clavado una válvula de aire, hasta lanzadores de tres cohetes o lanzadores con una válvula de liberación de presión y manómetro integrados.

Nuestro lanzador es bastante simple. Está hecho con aproximadamente diez dólares de piezas de Home Depot, y lo hemos usado muchísimo sin problemas. Usamos una tabla de cortar pequeña para la base, una válvula de neumático para bombear el aire, una junta de codo de PVC, un mecanismo de liberación hecho de bridas, una manga de tubería de PVC y un trozo de cuerda. Es parecido al lanzador de cohetes de agua de Make, pero con una base diferente y sin la tubería de vinilo.

Advertisement

Funciona así: a medida que bombeas aire a la botella y la presión se acumula, las bridas y la manga sostienen el cohete en la plataforma de lanzamiento. Cuando hayas agregado suficiente aire, tira de la manga de PVC hacia abajo y las bridas liberarán el cohete en el aire. Esto se llama un “Mecanismo de liberación de bridas de Clark”. Es un diseño simple y elegante y un dato increíblemente nerd para añadir a tu cultura general.

(Si no eres hábil con las manualidades y quieres evitar el ensayo error y los dolores de cabeza de construir tu propio lanzador, puedes comprar uno en Amazon. No se lo diré a nadie).

Advertisement

El día del lanzamiento

Foto: Stephen Johnson
Advertisement

Ahora que has construido y decorado un cohete y su lanzador, es hora de ver si ese pájaro emprende vuelo.

Además del cohete y el lanzador, necesitarás agua como “combustible” y un inflador de bicicleta. Asegúrate de que sea un inflador con manómetro. No podrás hacer una estimación sin uno, y es importante evitar inflar demasiado tu cohete.

Advertisement

No lances el cohete desde tu patio trasero, a menos que sea enorme. Incluso los cohetes de agua perfectamente construidos pueden volar lejos del rumbo debido al viento, y cualquier fallo de diseño desviará a tu cohete de su rumbo. Así que asegúrate de tener mucho espacio y estar lejos de árboles, casas, cables eléctricos y otros obstáculos... y no te preocupes demasiado si el cohete termina en un tejado de todos modos.

Un lanzamiento seguro

Foto: Stephen Johnson
Advertisement

Nunca he oído que alguien haya resultado herido por un cohete de agua, pero supongo que es posible: estás cargando una tonelada de presión de aire en un espacio pequeño, y se dispara muy rápido, así que usa el sentido común:

  • No apuntes a nadie.
  • No te pongas encima mientras agregas aire.
  • No lo lances cerca de cables eléctricos.
  • Asegúrate de que todos estén alejados del cohete durante el lanzamiento.
  • No infles demasiado tu cohete.

Para una altura óptima, la sabiduría popular dice que llenes la botella con 1/3 de agua, pero puedes jugar con otras proporciones.

Advertisement

Al bombear el cohete, vigila el medidor de PSI. Las botellas de refresco estándar generalmente fallan a alrededor de 150 PSI, pero no quieres llegar a ningún nivel cercano; de lo contrario, tu cohete cuidadosamente fabricado explotará en metralla de plástico y arruinará tu día, te lo aseguro. Un cohete lanzado a 50 PSI sigue siendo espectacular, y nunca deberías empujarlo a más de 90 PSI.

Ah, y no te olvides de la cuenta regresiva antes de tirar de la cuerda y emprender el vuelo. El suspense es la mejor parte de cualquier vuelo de cohete. ¡Tampoco te olvides de grabar! Mira el mío:

Share This Story