Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cómo limpiar hasta el laptop más sucio en cuatro sencillos pasos

No te des por vencido. Puedes limpiar tu portátil sucio.
Foto: Creative Vix (Pexels)

Mi portátil es una herramienta indispensable en mi vida. No solamente me deja trabajar para esta web, sino que también me deja ver series en Netflix (ahora mismo estoy enganchada a El Ministerio del Tiempo) y aprender maravillas en la Wikipedia. No obstante, les confieso una cosa, a veces solo ver la cantidad de polvo en mi portátil me desespera.

Advertisement

¿Por qué no lo limpio? Bueno, esa es la pregunta millonaria. Hace unos años se me cayó una bebida en mi teclado y arruinó mi Mac. La experiencia me dejó con un miedo de acercar cualquier tipo de agua a mi teclado u ordenador. Hasta ahora, he limpiado mi portátil con una toalla de papel seca o un paño de microfibra seco. A veces me atrevo y utilizo un poquito de agua. Aunque sí lo limpia un poco, nunca me quedo completamente satisfecha.

Pero se acabó. Ya no aguanto ver a mi portátil así, y he decidido limpiarlo. A continuación, te enseñaremos qué tienes hacer para que tu portátil parezco nuevo en solo cuatro sencillos pasos.

1. Reúne las herramientas y los materiales necesarios

Limpiar tu portátil no tiene que costar mucho dinero ni requerir materiales sofisticados. Lo puedes hacer con cuatro cosas: alcohol, paños de microfibra, hisopos y aire comprimido. Para no dañar a los componentes internos del portátil, es importante conseguir alcohol isopropílico al 90 por ciento o mayor.

Advertisement

Aunque estés tentando a comprar los productos especializados para la limpieza de ordenadores, no hace falta. Funcionarán bien, por supuesto, pero el precio es quizá un poco alto en comparación con los materiales cotidianos que hemos recomendado.

2. Limpiar el interior

Lo primero que vamos a hacer es centrarnos en el interior del dispositivo. Para esto, vamos a usar el aire comprimido, que sacará las migas de comida, el pelo (tuyo o de tu mascota) y cualquier otra cosa que tengas allí dentro. Empezamos por apagar el ordenador, desconectarlo y quitarle la batería (si es posible). Luego, vamos a coger el aire comprimido y presionar la válvula lejos del dispositivo. Esto sirve para eliminar la condensación que se haya acumulada. Ahora nos debemos enfocar en las grietas del portátil, como el teclado, la ventilación y los puertos USB.

Advertisement

Es importante realizar este paso con descargas de aire breves. Si lo haces por más tiempo de lo necesario, la humedad podría acumularse dentro del dispositivo y dañar a los ventiladores. Además de sacar las migas del portátil, nuestro objetivo es evitar que se produzca una grande acumulación de polvo, ya que puede provocar que el dispositivo se sobrecaliente.

Advertisement

Si puedes ver pelusas en la parte de ventilación, ha pasado mucho tiempo sin que la hayas limpiado. En este caso, es ideal abrir el portátil para limpiarlo mejor. Si no te sientes cómodo (yo soy muy torpe y no me sentiría cómoda) puedes llevarlo a una tienda de reparaciones para que le den una limpieza profunda.

3. Limpiar el exterior

Esto será la parte que quizá te guste más porque notarás de inmediato la diferencia. Vamos a limpiar el exterior del ordenador. Para este paso, no olvides que debes depositar el producto de limpieza (en este caso, el alcohol) sobre la herramienta de limpieza pero nunca sobre el ordenador.

Advertisement

Por lo tanto, vamos a depositar unas gotas de alcohol sobre el paño de microfibra, exprimirla para que no escurra nada y limpiar el exterior del dispositivo. Aquí es donde entrar los hisopos. Úsalos para limpiar las teclas y los espacios entre ellas. Después de hacer esto, es posible que sigas notando brillo en las teclas. Si tu portátil es antiguo, esto es inevitable, especialmente si tecleas bruscamente. El brillo se debe a que hemos desgastado la capa superficial de plástico de las teclas.

Advertisement

Para limpiar la pantalla, vamos a usar un paño de microfibra seco. Si sientes que no es suficientes, ponle un poco de agua, recordando exprimir el paño antes de usarlo. En ciertos casos, los fabricantes dicen que puedes usar una mezcla de 50:50 de alcohol isopropílico y agua para limpiar la pantalla. No todos los fabricantes recomiendan esto, así que es mejor investigar antes de hacerlo.

Cuando limpies la pantalla, evita limpiarla con productos de limpieza caseros, que pueden contener químicos abrasivos como los alcalinos o el amoniaco.

Advertisement

4. Quitar malos olores

Por último, vamos a hablar de los olores. Algunos portátiles pueden empezar a oler a humo si pertenecen a fumadores o están en un sitio frecuentado por los mismos. Deshacerse de eso olor aún siguiendo los pasos anteriores puede ser difícil. No obstante, para eliminar estos olores, puedes recurrir a un desodorante natural: el carbón.

Advertisement

¿Dónde puedes encontrar carbón? Aunque tu primer instinto será ir por el que está al lado del asador, otra opción es utilizar la arena para gato. Muchas fórmulas de arena tienen carbón activo para combatir los malos olores. Para eliminar el olor de tu portátil, mételo en una bolsa o caja sellada junto una taza llena de arena y déjala ahí de 24 a 48 horas.

Advertisement

Así de fácil es limpiar amigos, y no tiene que ser algo espantoso. No hay duda de que te sentirás mejor con un portátil limpio, en parte porque parecerá más nuevo. ¿Y quién no quiere un portátil que parece nuevo?

[New York Times]

Share This Story