Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Como quitar el óxido de tu sartén de hierro con solo un poco de vinagre

3.7K
4
Save
Foto: Shutterstock

Las sartenes de hierro fundido son excelentes para todo, desde preparar el desayuno hasta para cocer cosas, pero el gran inconveniente es que necesitan algo más de mantenimiento que una olla o sartén normal. Pero ¿qué pasaría si tu compañero de piso dejase tu sartén de hierro fundido remojándose en agua durante toda la noche o si, Dios no lo quiera, la hubiese metido en el lavavajillas? Coge un buen estropajo y un poco de vinagre blanco. Con un poco de trabajo, tu sartén de hierro fundido estará como nueva.

En primer lugar, si tienes un horno con una función de autolimpieza, es una excelente forma de eliminar el óxido y “resetear” tu sartén. Si no tienes un horno con esta función, este usuario de Instructables dice que todo lo que necesitas es un poco de vinagre blanco, algo de agua y un estropajo con fibras duras para dejarlo todo como nuevo.

Advertisement

Esto es lo que debes hacer: mezcla partes iguales agua y vinagre, y deja que la sartén empape la mezcla entre una y seis horas, dependiendo cómo de oxidada esté. Luego, frota suavemente el óxido con el estropajo hasta conseguir eliminar la mayor cantidad de óxido posible.

Una vez que el centro de la sartén esté limpio y el óxido haya desaparecido, es hora de volver a aderezar tu sartén. Una buena opción es darle un buen repaso con manteca de cerdo y luego meterla al horno a 275 grados durante 15 minutos para que la manteca comience a gotear. Después de eso, sube el fuego hasta que la grasa comience a echar un poco de humo y déjalo en el horno otros 45 minutos. Llegados a este punto, la clave es usar el vinagre y el estropajo para limpiar el óxido y recuperar por completo la sartén.

Share This Story