A muchos de nosotros no nos gusta vernos en fotos porque no nos gusta ver nuestras imperfecciones. AquĂ­ tienes algunos trucos que cualquiera puede implementar para verse mejor antes de que alguien pulse el obturador.

No tienes por qué avergonzarte de tu cuerpo y posar para las fotos no tiene que ser doloroso. Hay ciertas cosas que puedes hacer mejor dependiendo de la forma de tu cuerpo o de tus características físicas.

Advertisement

Sal más delgado cambiando de ángulo

Dicen que la cámara engorda 5 kilos, pero la forma en que inclinas tu cuerpo puede cambiar tu apariencia. Si te pones de frente, ya sea de pie o sentado, la cámara capta más cuerpo. Inclina tu cuerpo a 45º de la cámara, apoya tu peso sobre el pie que queda atrás, coloca el brazo más alejado de la cámara detrás de tu espalda y recuerda la regla de oro: si se puede doblar, dóblalo.

El reconocido fotógrafo Peter Hurley, que solía ser modelo, dice que verse bien en las fotos de cara depende de la mandíbula. Su técnica favorita para hacer que la línea de la mandíbula se vea mejor es sacar barbilla e inclinar la cabeza hacia adelante. Este vídeo muestra cómo usar esta técnica en diferentes escenarios:

El blog Fab After Forty ofrece tres simples reglas para salir más delgado en las fotos:

Regla #1: Nunca poses al lado de una persona delgada. Especialmente si llevas el mismo vestido.

Regla #2: Nunca seas la persona más cercana a la cámara.

Regla #3: Usa los accesorios que estén a mano para ocultar partes del cuerpo que sobresalgan. Y con partes que sobresalgan me refiero a tu barriga.

Si necesitas más consejos, tienes este vídeo de una hora realizado por la fotógrafa Sue Bryce. Bryce ofrece varios consejos para hacerse fotos según el tipo de cuerpo que tengas. Un truco muy hábil: usa tus manos para definir tu cintura. En lugar de colocar las manos a los lados, úsalas para ceñirte la cintura: no necesitas apretarla, solo asegurarte de que tus pulgares estén a los lados mientras la mano y los dedos quedan delante. Marca la diferencia:

Advertisement

Un Ăşltimo y simple truco: cuando puedas, viste de negro o colores oscuros.

Maximiza tu presencia en las fotos

Advertisement

Si estás flaco, acerca tu cuerpo a la cámara para que parezcas más ancho, dice Bill Hurter, autor del Manual del fotógrafo de retratos. El ángulo ideal es la vista de los siete octavos:

La vista de los siete octavos ocurre cuando el sujeto se desvía ligeramente de la cámara. En otras palabras, ves un poco más de cara a un lado que al otro al mirar a través de la cámara. Aun así puedes ver las dos orejas en una vista de siete octavos.

Advertisement

Hurter agrega que lo que llevas puesto es importante. Lo mejor es ropa de colores claros y un fondo de colores claros. Evitar camisas sin mangas o blusas. “Para un hombre, una chaqueta deportiva de color claro lo ayudará a parecer más relleno; para una mujer, vestidos suaves o blusas disfrazarán los brazos delgados”, dice.

No te pongas nervioso y evita la mentalidad de quien odia que le tomen una foto, esas emociones se proyectan en la fotografĂ­a. El blog Photojojo recomienda que medites durante tres segundos antes de sonreĂ­r:

Pídele al fotógrafo que cuente hasta tres antes de tomar la foto. Cierra los ojos y respira. Luego, justo antes de que suene el obturador, exhala, abre los ojos y sonríe. Tu cara se verá más relajada y tu sonrisa será más real.

Advertisement

Engaña a la cámara para parecer más alto

Advertisement

Si estás posando con alguien más alto que tú, no le des a la cámara un marco de referencia. Por ejemplo, no te pongas al lado de gente u objetos altos con una altura familiar como referencia (por ejemplo, un buzón de correos).

Si puedes, siéntate. El cerebro del espectador no busca la altura cuando la foto es de alguien sentado. De manera similar, los pantalones cortos pueden trabajar a tu favor, especialmente en las fotos verticales; evita las fotos de cuerpo entero.

Advertisement

Las fotos de cuerpo entero tienen su lugar, pero solo si el fotógrafo te escucha. Dile que dispare desde un ángulo más bajo (la lente de la cámara debe estar a la altura de tu cintura o más abajo). The Chriselle Factor recomienda rellenar la altura del encuadre con tu cuerpo, lo que crea una ilusión óptica de longitud vertical.

Como en cualquier fotografĂ­a, cĂłmo te vistes juega un papel importante en cĂłmo te ven. Hurter habla sobre esto en su libro, pero un fotĂłgrafo aficionado en un hilo de Stack Exchange lo explica mejor:

Las piernas lucirán más cuanto más visibles sean. Por ejemplo, cuanto más corta sea la falda que llevas, más largas se verán tus piernas. Independientemente de si están a la moda, los trajes de baño que tienen un corte muy alto en la cadera tienden a tener el mismo efecto: tienden a dar la ilusión de que la mayor parte de lo que normalmente se considera “caderas” es realmente parte de tus piernas.

Del mismo modo, casi cualquier cosa que haga que tus piernas se vean más delgadas tenderá a hacer que se vean más largas. Los vaqueros ajustados (por ejemplo) pueden hacer maravillas, y algunos estilos que “destellan” en la parte inferior pueden mejorar aún más el efecto.

Advertisement

Por último, si sales en una foto de grupo, asegúrate de estar al frente del grupo y más cerca de la cámara. Y no te tomes fotos si vas a un partido de baloncesto.

Ajusta el encuadre a tu altura

Advertisement

Sorprendentemente, la mayoría de los consejos para personas bajas también son válidas para personas altas. Cuando puedas, siéntate. Las fotos recortadas que no muestran la longitud total de tu cuerpo funcionan a tu favor. Para fotos de cuerpo entero, la lente debe estar en tu cintura y el encuadre debe llenarse con tu altura.

En tomas de grupo, haga lo contrario de lo que se aconseja a las personas cortas. Párese en la parte posterior del grupo y más lejos de la cámara. Por supuesto, si desea que su altura sea más pronunciada, entonces es mejor agregar un marco de referencia para que la gente pueda saber qué tan alto es usted.

Advertisement

Elige bien los colores y muéstrate activo para parecer más joven

Advertisement

Muchos de nosotros tratamos de ocultar nuestras arrugas y la línea de nuestra sonrisa con maquillaje cuando nos hacemos mayores. No hace falta. Añaden carácter a tu cara y a tus fotos.

En los retratos, usa colores modestos y un fondo tenue para que tu ropa no sea una distracciĂłn. Del mismo modo, evita la luz fuerte, pero asegĂşrate de bajar tres puntos la iluminaciĂłn

Advertisement

Esta no es una regla fija. Tuts+ dice que los colores a veces pueden hacer maravillas para una imagen, especialmente los que se toman al aire libre. La mejor opción es tomar fotografías en color y luego pedirle al fotógrafo que te dé una versión en blanco y negro para elegir la mejor de las dos.

Ahora bien: solo porque seas mayor no significa que tengas que tomar fotos estáticas y aburridas; eres una persona activa como cualquier otra persona. MCP Actions dice que transmitas movimiento en la toma:

Una de las cosas que me esfuerzo en enseñar a los mayores es a transmitir movimiento y fluidez en la imagen. Eso no significa que deba parecer que están en movimiento, sino que simplemente transmitan que son una persona viva, que respira, se mueve... ¡y no una criatura estática!

Advertisement

Esa es la perspectiva del fotógrafo, pero puedes adoptarlo como lema: estar siempre activo y alerta. Una buena manera de hacerlo es salir practicando tu pasatiempo favorito en la foto, ya sea el béisbol o la repostería. Como señala Digital Camera World, te da algo que hacer con tus manos, te hace sentir inmediatamente seguro (después de todo, es tu hobby) y te ilumina.


Más allá de estos consejos, cada fotógrafo tiene un consejo universal para verse bien en las fotos: diviértete. La falta de confianza se manifiesta. No querer ser visto en una foto se nota. Una vez que te das cuenta de que es solo una foto y dejas de preocuparte de cómo te ves, empiezas a verte mejor.