Hace dos a├▒os la NASA puso en marcha la misi├│n GRAIL (Gravity Recovery and Interior Laboratory), que consisti├│ en lanzar dos sat├ęlites, bautizados como Ebb y Flow, para mapear la superficie de la Luna. El objetivo: conocer c├│mo se form├│ el ├║nico sat├ęlite natural de la Tierra. La imagen de arriba, un mapa de gravedad de la Luna, creado a partir de los datos recogidos por Ebb y Flow, ayuda a descifrar el misterio.

Las regiones en azul son zonas con menor gravedad que las zonas en rojo. El an├ílisis de los datos de la misi├│n GRAIL indica que la Luna tiene una corteza exterior m├ís fina de lo que se cre├şa, de unos 40 kil├│metros de profundidad, y una composici├│n general muy similar a la de la Tierra.

Los resultados de la misi├│n apoyan la hip├│tesis generalizada de que la Luna se form├│ en realidad a partir de material de la Tierra tras una tremenda explosi├│n que tuvo lugar en el Sistema Solar hace 4.500 millones de a├▒os.

Tras completar su misi├│n, los sat├ęlites Ebb y Flow fueron estrellados contra la superficie de la Luna a una velocidad de unos 6.000 kil├│metros por hora. Hace unos meses se publicaron de hecho las ├║ltimas im├ígenes que captaron antes de estrellarse. Se muestran en el v├şdeo debajo. Sin duda, es la mejor despedida posible. [NASA]