El martes pasado, el blog Field Guide de Gizmodo publicó una serie de capturas de pantalla de la primera beta para desarrolladores de iOS 12. Dos días después, tuvo que reemplazarlas con imágenes genéricas y de versiones anteriores del sistema porque había incumplido un contrato de confidencialidad con Apple.

Los NDA o “acuerdos de no divulgación” son frecuentes en el mundo de la tecnología. Sin embargo, es tan común ver a desarrolladores de Apple compartiendo tuits sobre las nuevas versiones de iOS y macOS en los días posteriores a la WWDC que uno asume que está permitido. No lo está.

Advertisement

De hecho, es una violación del acuerdo que firmaron los desarrolladores con Apple para poder descargarse la primera beta de iOS 12, como explica nuestra compañera Alex Cranz en Gizmodo. Lo dice expresamente la sección 9 del Acuerdo de Licencia del Programa de Desarrolladores de Apple:

Apple acepta que usted ya no esté sujeto a los términos de confidencialidad antes mencionados con respecto a la información técnica de software preliminar y servicios de Apple revelados por Apple en la WWDC (Conferencia Mundial de Desarrolladores de Apple), pero usted no puede publicar capturas de pantalla, escribir reseñas públicas o redistribuir cualquier versión preliminar de software de Apple, servicios de Apple o hardware de Apple.

No sé si esta cláusula es nueva o viene arrastrándose de años anteriores, pero la compañía se reserva el derecho a eliminar de forma inmediata las cuentas de desarrollador de las personas que infrinjan la norma (y que, por cierto, están pagando una cuota anual de 100 dólares para poder acceder al programa).

Advertisement

Entiendo que el acuerdo es exclusivo para desarrolladores y que la cláusula pasará a ser irrelevante cuando se publiquen las betas públicas de iOS 12 y macOS Mojave, lo que la convierte en una cláusula absurda. De hecho, hay entusiastas de Apple que descargan perfiles de desarrollador de Internet para probar las betas sin ser programadores ni haber firmado ningún acuerdo (como este idiota), lo que hace que la cláusula sea aún más absurda.