Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Con PlayStation 5 y Xbox Series X vuelve el debate de qué tipo de batería es mejor para el control de una consola

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Microsoft / Sony.

Sin contar con energía eléctrica, los controles o mandos de consolas básicamente son solo pisapapeles, y tanto Sony como Microsoft continúan utilizando enfoques radicalmente diferentes para resolver ese problema.

Advertisement

Sony por fin ha revelado el control que tendrá su nueva consola PlayStation 5, llamado DualSense. Es más grueso que el DualShock 4 de la generación actual de PS4, e incluye una serie de nuevas características y funciones, como retroalimentación (o feedback) háptica y un micrófono incorporado. El modelo que presentaron fue de color blanco, por lo que los fans no perdieron tiempo y cambiaron el color del control por algo más elegante y vibrante. Sobre el papel, todos los cambios del control parecen mejoras sobre el DualShock 4 actual. Sin embargo, algo muy importante que Sony no ha dicho es cuánto dura la batería.

Advertisement

El DualShock 4 tiene una duración de batería considerablemente corta. Una de las preguntas más comunes en la sección de comentarios del blog de Sony en el que revelaron el DualSense fue si ha mejorado esa falla tan importante. “¿Podemos apagar la barra de luz?”, fue otra pregunta que se repitió. Los jugadores han culpado durante mucho tiempo a esa luz en el DualShock 4 por agotar sin piedad la batería del periférico. Con el DualSense, Sony mantuvo la barra de luz pero redujo significativamente su área de superficie. Además, Sony ha vuelto a optar por una batería recargable incorporada, algo que utilizan desde el DualShock 3 de PlayStation 3.

El nuevo DualSense de PS5.
El nuevo DualSense de PS5.
Imagen: Sony.
Advertisement

Una batería recargable incorporada parece una decisión lógica, y es que es algo a lo que nos hemos acostumbrado a medida que nuestros teléfonos, tablets y computadores portátiles se distanciaron de las baterías extraíbles. Sin embargo, esto es algo que Microsoft ha decidido no utilizar en el nuevo control de su próxima consola, la Xbox Series X. El gamepad de Microsoft continuará dependiendo de las baterías AA, o una batería externa recargable que los jugadores pueden comprar por separado, algo que han hecho desde los días de Xbox 360. Para mí, eso parece un diseño anticuado y que no coincide con el potencial y el diseño de la nueva generación de Xbox y su nuevo control, especialmente cuando se compara con el DualSense de aspecto futurista. Pero esta decisión de utilizar baterías tradicionales tiene sus defensores, algo que Microsoft no ha tardado en señalar.

Advertisement

“Todo se reduce a hablar con los jugadores, es un tema un poco polarizante y hay mucha gente que realmente quiere usar baterías AA”, dijo Jason Ronald, director asociado de gestión de programas en Xbox, recientemente en una entrevista con Digital Foundry en Eurogamer. “Así que dar flexibilidad es la manera de complacer a ambos grupos de personas”.

Este remanente de los días de Xbox 360 no es arcaico ni mucho menos inútil. De hecho, es liberador. Claro, y es que aunque en mas de una ocasión me he quejado de no tener baterías AA nuevas a mano cuando mi control de Xbox se apaga, también es cierto que se siente muy bien poder simplemente agregar nuevas baterías, o mejor aún, usar baterías recargables de respaldo e inmediatamente poder disfrutar de una carga completa sin tener que pasar varias horas atado a la consola con un cable.

Advertisement

La “flexibilidad” puede ser un tema de conversación conveniente para enmascarar una medida de ahorro de costos, pero también es una filosofía que surge en el resto del enfoque de Microsoft para el nuevo control de Xbox. En general, se basa en el control Elite de Xbox One de forma tan sutil que a primera vista parece casi indistinguible. Como señalan en Digital Foundry, los cambios reales yacen debajo del plástico. Microsoft dice que una nueva radio Bluetooth ayudará al control a conectarse más fácilmente a dispositivos que no son la consola Serie X, mientras que una mejor interfaz inalámbrica ayudará a reducir la latencia. En lugar de ser un control con aspecto completamente nuevo y audaz, está destinado a jugar bien con tantos dispositivos actuales y futuros como sea posible.

El nuevo control de la Xbox Series X.
El nuevo control de la Xbox Series X.
Imagen: Microsoft.
Advertisement

Parece una pieza relacionada con el creciente énfasis de la compañía en jugar juegos en cualquier lugar, ya sea a través del servicio de transmisión xCloud o porque las franquicias propias como Halo y Gears of War, que solían ser exclusivas de las consolas Xbox, ahora también están disponibles para PC. Los jugadores desesperados por tener en sus manos Halo Infinite ni siquiera necesitarán comprar una Xbox Series X, ya que también estará en Xbox One, junto con todos los otros juegos de Microsoft que aterrizarán durante el primer año de la nueva consola.

Eso hace un contraste sorprendente con la imagen que Sony ha estado ofreciendo lentamente con la PS5, una consola de próxima generación que aún no hemos visto. Recientemente, el arquitecto de hardware Mark Cerny realizó una presentación en profundidad sobre las tecnologías de la consola, desde el procesamiento de gráficos hasta el audio, que haría que la PS5 se sintiera como una máquina de juegos de última generación. Si bien todavía hay mucho que no sabemos sobre la próxima consola de Sony, la conferencia de Cerny fue lo suficientemente convincente para los expertos técnicos de Digital Foundry, que la calificaron como “una visión para la próxima generación que recupera parte del espíritu pionero de las primeras consolas [de Sony]”.

Advertisement

Por supuesto, está por verse cuál enfoque funciona mejor y para quién en la nueva generación. En el pasado, tener que usar baterías AA ha sido un arma de doble filo, pero como dije, también he pasado demasiadas noches atado a mi PS4 a través de un cable micro-USB de apenas 1,5 metros. Ambas soluciones tienen sus puntos fuertes y débiles, como las consolas con las que eventualmente vendrán empaquetadas, lo que demuestra que si bien los controles de Sony y Microsoft tienen similitudes en cuanto a tamaño y forma, siguen siendo muy diferentes en cuanto a sus planes para el futuro.

Advertisement

Share This Story

Get our newsletter