Condenan al magnate farmacéutico Martin Shkreli a 7 años de cárcel por fraude (y por ser un imbécil)

Foto: AP Images.

Cuando Martin Shkreli habló con Gizmodo en septiembre de 2017, dijo que no pasaría ni un solo día en la cárcel. Resulta que estaba equivocado.

Shkreli ha sido sentenciado el día de hoy a siete años de cárcel por la jueza de distrito Kiyo Matsumoto, durante una audiencia en la ciudad de Brooklyn, Estados Unidos, condena que incluirá el tiempo que ha pasado en prisión desde que fue encarcelado en septiembre. Shkreli lloró mientras le decía al juez que “ya no es la misma persona que fue alguna vez”. Los fiscales habían solicitado una sentencia de 15 años, mientras que sus abogados pedían entre 12 y 18 meses.

Advertisement

La jueza dijo que los correos electrónicos enviados por Shkreli ponen en duda su supuesto arrepentimiento, mencionando que una vez escribió “que se jodan los federales” y se jactaba de que no pasaría tiempo en prisión. Tampoco fue una buena señal que el abogado de Shkreli dijo en la corte que en varias ocasiones le provocó golpear a su cliente en la cara.

Los abogados de Shkreli argumentaron que no debería ser sentenciado con una condena muy severa “simplemente por ser Martin Shkreli”, algo que hoy en día es lo mismo que decir que es un imbécil.

“Tengo la edad suficiente como para ser su padre”, comentó Benjamin Brafman, abogado de Shkreli, antes de que la jueza emitiera la sentencia. “Hay momento en los que quiero abrazarlo, pero también hay momentos en los que quiero golpearlo en la cara por las cosas que ha dicho”.

Esta semana se le ordenó a Shkreli entregar 7,36 millones de dólares en activos, incluyendo el álbum único de Wu–Tang que compró por 2 millones de dólares, llamado Once Upon a Time in Shaolin. Shkreli fue declarado culpable de dos cargos de fraude de valores (o fraude de inversión) en agosto de 2017, después de mentirle a sus inversionistas.

Advertisement

Shkreli se hizo famoso en todo el mundo en septiembre de 2015, cuando decidió aumentar el precio de un medicamento para el VIH llamado Daraprim de 13,50 dólares a 750 dólares por cada pastilla. Durante la controversia y el juicio posterior, parecía que Shkreli, un hombre de 34 años, saboreaba el odio que recibía por parte de la prensa, pero recientemente escribió una carta (o quizás su abogado) bastante diferente dirigida la jueza del caso.

El exdirector ejecutivo de Turing Pharmaceuticals se encuentra en la cárcel desde el mes de septiembre, cuando la jueza Matsumoto revocó la fianza de Shkreli después de ofrecer una recompensa de 5.000 dólares en Facebook a quien le llevara un mechón del cabello de Hillary Clinton. Después retiró la publicación asegurando que era “sátira”, pero eso no logró mantenerlo en libertad.

Advertisement

“He aprendido una lección muy dolorosa”, escribió Shkreli en la carta que envió a la jueza en febrero. “Nunca más voy a omitir algo o engañar, bien sea con intención o sin ella”.

“Hay formas de comunicación que eliminan la posibilidad de dudas y las interpretaciones alternativas de los hechos. Tomo responsabilidad de mis actos”, continuó. “Fue un error, fui un tonto. Debería haberlo hecho mejor”.

Advertisement

Los fiscales no quedaron convencidos.

“Shkreli usa esta carta para intentar desviar la culpa de sus acciones:a sus víctimas, al gobierno a las redes sociales o a los ‘demonios que me persiguen’”, argumentaron los fiscales mientras pedían una sentencia de 15 años. “Shkreli no ha reconocido ni una sola vez que mintió a sus inversionistas y cometió fraude”.

Advertisement

Shkreli nunca fue condenado por nada relacionado a su repugnante negocio basado en aumentar ls precios de medicinas, sino por algo completamente distinto. El exempresario defraudó a sus inversionistas en dos fondos de cobertura bajo su responsabilidad, y mintió acerca de una compañía que fundó en 2011 llamada Retrophin, para mantener el precio de sus acciones inflado de manera artificial.

Aunque la jueza enfatizó que la sentencia de Shkreli es el resultado de sus crímenes y no de su conducta, parece imposible que cosas como el encargo del cabello de Hillary Clinton no influyeran en la severidad de su castigo.

Advertisement

Esta semana los fiscales dijeron a la corte que deberían “considerar la conducta reprensible de Shkreli hacia el público” al decidir su sentencia, señalando que su “incapacidad para reconocer que sus acciones constituían delitos, junto a su desdén por el sistema de justicia penal, demuestran que es probable que Shkreli cometa crímenes similares en el futuro”.

“Nuestra solicitud pudo ser mucho peor”, afirmaron los fiscales a la jueza mientras defendían su solicitud de 15 años de cárcel. “No nos propusimos a estudiar años de tweets que podríamos haber usado para pedir más tiempo”.

Advertisement

¿Qué hará Shkreli en prisión? Según comentó a Gizmodo el pasado mes de septiembre, si era encarcelado todavía sería capaz de “hacer papel” (dinero) desde dentro de la prisión. No está claro si Shkreli, quien según el juez Matsumoto tiene un valor neto de 27 millones de dólares, todavía planea “hacer papel” mientras cumple su sentencia. Quizás la cárcel tiene una clase de cómo hacer papiro.

Share This Story