ImpresiĂłn artĂ­stica de un brote de rayos gamma. Imagen: ESO

Las distancias y la escala de las estrellas hace que nuestro propio planeta parezca increíblemente pequeño. Puestos a hablar de objetos enormes en el universo, ¿cuál es el más grande que conocemos? La respuesta a esa pregunta se llama Gran Muralla de Hércules-Corona Boreal.

Advertisement

Pero comencemos por el principio, por nuestro sistema solar, donde el objeto más grande es el Sol, y ya sabemos que el Sol no es ni mucho menos la estrella más grande conocida. Ese honor pertenece a UY Scuti, una estrella hipergigante roja en la Constelación del Escudo tan grande que circunnavegarla a la velocidad de la luz llevaría unas siete horas. Hacer lo propio con nuestro Sol solo llevaría 14,5 segundos.

UY Scuti. Foto: Rutherford Observatory’s telescope

Por encima de las estrellas tenemos objetos como los agujeros negros supermasivos que hay en el centro de galaxias como la nuestra, pero el concepto de objeto se va haciendo cada vez más impreciso. Podemos asumir que una galaxia es un objeto porque hay materia oscura que la mantiene cohesionada. Nuestra galaxia tiene alrededor de 100.000 años luz de una punta a otra, pero está lejos de ser la más grande. Ese honor lo tiene IC 1101, una galaxia cincuenta veces más grande que la Vía Láctea y alrededor de 2.000 veces más masiva.

Advertisement

De nuevo, las galaxias se agrupan en cúmulos y supercúmulos que pueden ser considerados estructuras. Aquí es donde llegamos a la Gran Muralla de Hércules-Corona Boreal, un supercúmulo tan masivo que su tamaño pone en tela de juicio nuestra propia cosmología y lo que sabemos sobre cómo se formó el universo.

La Gran Muralla de Hércules-Corona Boreal se descubrió en 2013 mediante u sondeo de brotes de rayos gamma. Si estamos en lo cierto sobre su tamaño, tiene cerca de 1010 años luz. El problema es que viola la idea de que toda materia debe ser homogénea si la observamos con la suficiente escala. Hay otros objetos similares en el universo, aunque no tan masivos, y probablemente los haya aún mayores pero aún no los hemos encontrado. [vía Space]