Cuándo deberías usar el botón de recirculación de aire de tu coche (y cuando no es recomendable)

Meghan Moravcik Walbert
294.7K
30
Save
Foto: Getty Images

Puedes hacer que el aire acondicionado salga en dirección a tu cuerpo, a tus pies o incluso a ambos. Puedes hacer que pase de caliente a muy frío. Pero si en pleno verano no estas utilizando el botón de “recirculación de aire”, no estás haciendo las cosas como deberías.

Seguro que has visto mil veces el botón, aunque no tengas claro lo que hace: es un coche con una flecha en el centro, y es muy probable que alguna vez lo hayas pulsado. Pero hay momentos muy concretos en los que el botón es útil, y ciertos momentos en que no lo es.

Advertisement

Úsalo cuando quieras enfriar el coche

Cuando entres por primera vez a un automóvil caliente y pongas el aire acondicionado a funcionar, pulsa también el botón de recirculación de aire a los pocos minutos. Esto hará que deje de introducir aire del exterior y solo utilice el aire frío de dentro. El proceso enfriará tu coche mucho más rápido que con el modo habitual.

Sin embargo, una vez que ya hay una temperatura razonablemente fresca, puedes quitar el botón de recirculación para evitar que el aire se enrarezca dentro del vehículo. Después de 10 minutos aproximadamente deberías dejar que entre aire nuevo de fuera.

También resulta especialmente útil si te encuentras en una zona con polvo o malos olores, como en un túnel o en un atasco.

Advertisement

No lo uses en invierno

La recirculación del aire atrapa la humedad dentro del vehículo, y esto en invierno hará que se te empañen los cristales. Por lo tanto, una buena regla general es que no utilices el botón de recirculación de aire si estás utilizando la calefacción dentro del coche.

Advertisement

Si tu coche no tiene este botón, no te preocupes. Lo más probable es que tengas un modelo de coche más nuevo, que viene equipado con sensores que monitorizan los niveles de humedad dentro del vehículo. Tu propio coche ya se encarga de hacer el trabajo por ti, metiendo aire fresco o recirculando el que hay, según sea necesario.

Share This Story