Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Entre las muchas cosas por las que el ex magnate de Hollywood y violador convicto Harvey Weinstein era conocido era la reedición de películas como mejor le pareciera, ganándose el apodo de “Harvey Manostijeras”. Pero cuando Weinstein estaba tras el lanzamiento de la Princesa Mononoke en Estados Unidos, Studio Ghibli no quedó intimado y le enviaron a Weinstein una espada de samurai para probarlo.

Advertisement

En una entrevista de 2005 posteriormente publicada por Metro, SoraNews y Kobini, Hayao Miyazaki de Studio Ghibli le contó a The Guardian sobre la experiencia. En ese momento, Disney tenía los derechos de la Princesa Mononoke en Estados Unidos, y Harvey Weinstein, quien luego dirigió la filial de Disney Miramax Films, estaba supervisando su lanzamiento.

Según The Guardian, el rumor era que Miyazaki le envió a Weinstein una espada de samurai con las palabras “Sin cortes” en la hoja.

Advertisement

En realidad, lo hizo mi productor”, aclaró Miyazaki, pareciendo referirse al productor de toda la vida Toshio Suzuki. “Aunque sí que es verdad que fui a Nueva York para conocer a este hombre, Harvey Weinstein, y allí me bombardeó de forma muy agresiva, con todas estas demandas de recortes”.

En las memorias publicadas Sharing a House with the Never-Ending Man: 15 Years at Studio Ghibli, Steve Alpert aclara la historia escribiendo lo siguiente:

Suzuki sabía de una pequeña tienda difícil de encontrar en Tokio escondida debajo de las vías del tren entre Shinbashi y Yurakucho. Fue donde los estudios de cine japoneses compraron las armas de aspecto realista utilizadas en las películas japonesas de samurai. Suzuki tomó una espada de allí y la trajo con él a Nueva York para nuestro encuentro con Harvey. Era una réplica muy convincente de una espada samurai japonesa. Era realista en todos los detalles, excepto que la cuchilla no estaba afilada, lo que no se podía ver a menos que la miraras de cerca.

Todavía eran los días en que podías llevar una espada de samurai contigo en tu equipaje de mano en un vuelo comercial de Tokio a Nueva York. Suzuki le presentó la espada a Harvey en una sala de conferencias llena de empleados horrorizados de Miramax. Uno de ellos luego se me acercó y me dijo: “¿Le diste una espada a Harvey? ¿Estas loco?”

Cuando Suzuki le presentó a Harvey la espada, Suzuki gritó en inglés y en voz alta: “¡Mononoke Hime, NO CUT!”

Advertisement

Le vencí”, dijo Miyazaki más tarde sobre Weinstein mientras sonreía.

Share This Story

Get our newsletter