Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cuatro vídeos aterradores para entender la plaga de ratones que azota a Australia

Gif: Alice McGuire

Australia, ese país lleno de arañas, escorpiones y wombats gigantes, está sufriendo una plaga de ratones nunca antes vista que ha inundado el interior del estado de Nueva Gales del Sur causando destrozos y algunas mordeduras.

Advertisement

Los roedores, que proliferaron durante una larga sequía gracias a las abundantes cosechas de grano de este año, invaden ahora casas y granjas, destruyendo cultivos y comiéndose lo que encuentran a su paso, incluidos los fardos de heno que los agricultores han ido almacenando para el invierno.

“Puedes imaginar que cada vez que abres un armario, cada vez que vas a tu despensa, hay ratones presentes”, dijo a Reuters el experto en roedores Steve Henry. “Y están comiendo de tus recipientes de comida, están ensuciando tu ropa de cama limpia en el armario de la ropa, están corriendo por tu cama por la noche”.

Al menos tres personas fueron atendidas por mordeduras en el hospital de Gilgandra, una ciudad rural a 400 km de Sídney.

En Gulargambone, una localidad vecina, los supermercados almacenan sus productos en contenedores sellados para evitar pérdidas, pero la plaga se manifiesta igualmente por el olor que propagan tanto los ratones vivos como sus cadáveres al pudrirse.

“A veces no queremos entrar por la mañana [al supermercado]. Apestan, se mueren y es imposible encontrar todos los cadáveres… algunas noches atrapamos más de 400 o 500 ”, dijo a The Guardian el tendero Naav Singh.

Hay tantos ratones que las trampas no sirven de mucho, por lo que algunos agricultores recurren a bandadas de drones cargados de veneno para matarlos, mientras otros esperan que las lluvias los ahoguen en sus madrigueras.

Advertisement

Pero si estas palabras no sirven para ilustrar la gravedad de la situación, estos cuatro vídeos aclararán cómo están las cosas en Nueva Gales del Sur.

Advertisement
Advertisement

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche